La desintoxicación o detox es un proceso natural que realiza nuestro organismo con el objetivo de eliminar sustancias tóxicas y perjudiciales. Los órganos que colaboran en esta tarea son el hígado, los riñones, la piel, los pulmones y el intestino. El órgano desintoxicante por excelencia es el hígado, entre varias de sus funciones destaca su capacidad de filtrar la sangre y eliminar tóxicos.

detox
123rfLimited©atlasfoto

Debe tenerse en cuenta que hoy en día la mayoría de nosotros acumulamos una carga tóxica elevada y los órganos que poseen funciones desintoxicantes generalmente están sobrecargados. Esto se debe a la infinidad de sustancias nocivas a las que estamos expuestos a diario.

Además, durante las fiestas de Navidad es común realizar comidas copiosas, ricas en grasas, azúcares y alcohol, que pueden perjudicar el buen funcionamiento de nuestro hígado. Por este motivo es especialmente interesante realizar un detox durante el mes de enero.

¿Qué puede ayudarnos a desintoxicar?

  1. El primer paso es disminuir la entrada de tóxicos. Algunos ejemplos que nos pueden ayudar son: comer alimentos ecológicos, utilizar cosmética libre de tóxicos, ventilar nuestra casa todos los días, cocinar con sartenes hechas con materiales saludables, limpiar nuestro hogar con productos naturales y no comprar comida envasada en plástico o latas. También es importante eliminar alimentos perjudiciales como el azúcar, las frituras, los ultraprocesados o el alcohol.
  2. Consumir alimentos con potencial desintoxicante. Hay ciertos alimentos que por su composición ayudan al organismo a depurar. Por ejemplo, las crucíferas contienen sulforafano, un compuesto rico en azufre que ayuda al hígado a eliminar toxinas. Asimismo, existen otros alimentos como el rábano, el ajo o la cebolla que contienen azufre y también ayudan en el proceso de depuración. Por su parte, los alimentos ricos en antioxidantes pueden influir en la capacidad de las células para desintoxicarse. Algunos de ellos son los vegetales de hoja verde, la remolacha, los cítricos o los espárragos. Además, es recomendable aumentar la ingesta de alimentos ricos en fibra, que ayuda a expulsar productos de desecho y, en ocasiones, puede absorber y eliminar metales pesados.
  3. Beber agua. Una buena ingesta hídrica ayuda a tener un buen ritmo deposicional y favorece la función de los riñones.
  4. Realizar ejercicio físico de tipo aeróbico para ayudar a movilizar las toxinas y eliminarlas de nuestro cuerpo a través del sudor. Otra técnica es la sauna seca, que estimula la circulación y descongestiona a los órganos.
  5. Tener un buen descanso nocturno, ya que es durante la noche cuando nuestros órganos desintoxicantes realizan más trabajo.

También podemos hacer uso de algunos superalimentos beneficiosos

  • La hierba de trigo: son las hojas recién germinadas de trigo. Esta hierba contiene clorofila y variedad de minerales y vitaminas. Entre sus propiedades se encuentra su capacidad de limpiar la sangre y neutralizar las toxinas.
  • La chlorella: es un alga unicelular que, entre muchas propiedades, desintoxica ayudando a excretar dioxinas, unos subproductos derivados de numerosos procesos industriales y altamente tóxicos para nuestro organismo. También ayuda a eliminar mercurio, un metal neurotóxico.
  • La remolacha: es una hortaliza con propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y de protección hepática, ya que previene el estrés oxidativo del hígado.
  • La espirulina: es una microalga rica en proteínas, minerales, vitaminas y antioxidantes. Esta ayuda a desintoxicar al organismo actuando como quelante y eliminando metales pesados, entre otras muchas virtudes.

RECOMENDADO POR
Sol Natural

Autora: Jordina Bargas, Dietista y Enfermera

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Enero 2024