Los aceites esenciales son bien conocidos por su actividad antiviral, inmunomoduladora, antiinflamatoria y broncodilatadora. Han sido evaluados contra varios tipos de virus patógenos, incluido el virus de la gripe, el herpes simplex y diferentes virus que ocasionan infecciones respiratorias. Sus fitoquímicos no solo perturban la replicación viral, también benefician al sistema respiratorio a través de su efecto mucolítico y broncodilatador.

acción antiviral aceites esenciales
123rfLimited©microgen

Al ser de naturaleza lipófila, es decir que difunden bien en compuestos grasos, los aceites esenciales pueden penetrar fácilmente las membranas virales y provocar la desintegración de la cápside. Los aceites esenciales también inhiben la hemaglutinina de ciertos virus. Aceites esenciales como la ravintsara, la cáscara de limón y el cajeput, han demostrado sus efectos antivirales, en diferentes estudios in vitro.

Ravintsara (Cinnamomyum camphora)

Sus propiedades antivirales parecen ser debidas al compuesto 1,8-cineol. En el año 2010, Yang Z, Wu N, Fu Y y colaboradores, demostraron que podría actuar sobre la replicación viral, inhibiendo la replicación del virus de la bronquitis, a través de la interferencia entre el ácido ribonucleico (ARN) y la N- nucleocápside de este virus. Estos resultados fueron publicados en el Journal of Biomolecular Structure and Dynamics. Posteriormente otros autores han demostrado la acción de este aceite esencial sobre la replicación de otros virus.

Cajeput (Melaleuca cajuputi)

Posee actividades antifúngicas, antiinflamatorias y antioxidantes. Se utiliza para ayudar a aumentar la resistencia a los agresores externos, inhibir algunas bacterias y virus y refrescar y purificar el aire. Ha demostrado eficacia contra diferentes especies de virus.

Limón (Citrus limonum)

El aceite esencial de limón se ha utilizado mucho en difusión por sus efectos antisépticos atmosféricos, algunos de sus componentes como el limoneno y el beta- pineno han demostrado también un efecto antiviral que se determinó in vitro contra el virus del herpes simple tipo 1 (HSV-1).

Se trata de 3 aceites esenciales únicos y olfativamente muy agradables, que podemos encontrar en algunos complementos nutricionales y que podemos también usar combinados en difusión atmosférica para ambientar y generar asepsia con el fin de contener la expansión de las infecciones en espacios interiores, tanto en los cambios de tiempo, como en época de resfriados y gripes.

Autora: Maribel Saíz Cayuela, Licenciada en Ciencias biológicas, PGD. Dietética y nutrición.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Enero 2024