Espinacas, puerros y calabacines. Las espinacas aportan el 70% de las necesidades de ácido fólico y más de cinco veces las de vitamina K. Ricas en vitamina A y vitamina C, agua y fibra, son depurativas y laxantes. Entre los minerales, calcio, hierro, potasio, yodo, zinc, manganeso y selenio. Se pueden comer crudas o cocidas.

primavera en la huerta
123rfLimited©satura86. Árbol de níspero

Los puerros, siendo de la familia de ajos y cebollas, son de sabor más suave y confieren a los platos guisados o cocidos una exquisitez genuina. En crema con patatas, la célebre vichyssoise, salteados, gratinados, también crudos en ensaladas, los puerros son nutritivos y saludables. Con componentes sulfurados asociados a la prevención de diversos tipos de cáncer, los puerros tienen muchos beneficios en relación a la salud de los huesos, al sistema inmunitario, antiinflamatorios y rejuvenecedores. Aportan vitaminas C y K, betacarotenos, potasio y hierro.

Los calabacines son muy versátiles en la cocina, se pueden preparar multitud de recetas variadas y sabrosas con ellos. Además, son muy digestivos, tanto crudos como cocinados. Crudos nos aportan más vitamina A y C, que se pierden en parte al cocinarlos. Su composición rica en magnesio, potasio y zinc, así como su aporte de fibra, ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en sangre.

Pomelos, frambuesas y nísperos

El pomelo aporta grandes beneficios para la salud. El momento ideal para comerlo o beber su zumo es por la mañana, con el desayuno, para depurar el organismo. Aumenta las defensas por su gran contenido en vitaminas A y C, ácido fólico, favorece la absorción del hierro de otros alimentos. Es reconstituyente en estados de fatiga y se recomienda su zumo a los deportistas para recuperarse después del esfuerzo como bebida isotónica.

No consumir pomelos si se toman medicamentos para la hipertensión, el colesterol o la depresión, antihistamínicos, entre otros, porque interaccionan con ellos. Consultar siempre con el médico o farmacéutico.

Las frambuesas son grandes aliadas en la lucha contra las enfermedades degenerativas del cerebro por sus antioxidantes que neutralizan los radicales libres destructores. Una taza a la semana en macedonia de frutas, añadidas al yogur o al kéfir, o solas, las frambuesas son deliciosas y sanas.

Los nísperos son frutos de primavera y hay que aprovechar ahora su temporada para disfrutar de su sabor mezcla de ácido y dulce tan peculiar. Su consumo es un regalo para los sentidos y una ayuda nutricional actuando como suave laxante natural por su fibra soluble, la pectina.

ESPACIO PATROCINADO POR
Alimentos Ecológicos Gumendi
www.gumendi.es

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Abril 2024