En Europa se han concedido más de 3500 patentes sobre plantas. La ley europea dice que sólo la modificación genética puede considerarse como una invención patentable. Sin embargo, la Oficina Europea de Patentes ya ha concedido 200 patentes sobre reproducción tradicional a grandes empresas de semillas: ¡esto es un mal uso de la ley de patentes!

lechuga
©Bio Eco Actual. Lechuga

La lechuga es una de las especies vegetales afectadas por muchas solicitudes de patente sobre la reproducción convencional. Aunque una variedad por sí no se puede patentar, una patente puede tener un alcance amplio y afectar a más de cien variedades. ¡La base de datos PINTO de Euroseeds, por ejemplo, enumera siete patentes sobre lechuga que afectan a 236 variedades! Un ejemplo concreto es la patente EP2966992 sobre lechuga de cría tradicional que se puede cultivar en condiciones de clima cálido, concedida a la empresa holandesa Rijk Zwaan en 2018. La “invención” es supuestamente que las semillas son capaces de germinar a temperaturas superiores a los 22 grados, un rasgo también conocido de especies de lechuga silvestre y especialmente importante en el contexto de la crisis climática en curso. Según el texto de la patente, las semillas de lechuga, las plantas y toda su descendencia que muestran los rasgos deseados están cubiertas por la patente.

Esta patente podría bloquear el acceso a la diversidad biológica necesaria para otros obtentores para producir variedades mejoradas. Como resultado, dependeremos cada vez más de un puñado de empresas mundiales de semillas para la adaptación al cambio climático y nuestra futura seguridad alimentaria. No Patents on Seeds! presentó una oposición.

Otra patente concedida a la misma empresa cubre la lechuga que muestra menos decoloración de su superficie después del corte y se ve fresca durante un período de tiempo más largo (EP1973396). En este caso, un método trivial para seleccionar las plantas (cortar y después observar si comienza a ponerse marrón) se reivindicó como un “invento”. Cubre plantas, descendencias, partes de la planta, semillas y alimentos.

Patentes como las que se otorgan a la lechuga, pueden bloquear el acceso a las plantas de otros criadores necesarios para más innovaciones y suponen una grave amenaza para la diversidad en la mejora vegetal, así como para nuestra respuesta al cambio climático y la extinción de especies. Esto tendría un efecto devastador en la seguridad alimentaria en Europa. En consecuencia, debe respetarse la prohibición de patentes sobre la reproducción convencional y los 39 estados miembros de la Oficina Europea de Patentes deben garantizar la correcta interpretación de las leyes europeas de patentes. Apoyad nuestra campaña: www.no-patents-onseeds.org/en/campaign

No a las patentes sobre semillas Autora: Johanna Eckhardt, Coordinadora del proyecto No Patents on Seeds!

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Abril 2024