A media mañana, a media tarde, formando parte del aperitivo, junto con las barritas, los snacks están muy presentes en nuestra vida y nos facilitan un extra nutritivo si los hacemos en casa con ingredientes de calidad o los compramos hechos, siempre que sean ecológicos certificados, puesto que así nos aseguramos de que no llevan colorantes ni conservantes. Al comprarlos, también miraremos que no contengan azúcares añadidos ni demasiada sal.

snacks saludables
123RFLimited©tverdohlib

Poner unos snacks en la bolsa de los niños cuando van a la escuela o al instituto nos da tranquilidad, ya que sabemos que necesitan mucha energía para estar prestando atención a los profesores, jugando, corriendo, haciendo deporte, en unas jornadas muy largas. Entre una actividad y la siguiente, pueden recuperar fuerzas saludablemente con lo que traen de casa, sin caer en comprar productos poco sanos en máquinas expendedoras que, por lo general, llevan aditivos, saborizantes y conservantes.

Tomarnos en serio la alimentación de los niños y jóvenes es esencial. De hecho, es tan importante que de ello va a depender su estado general, tanto físico como emocional, su alegría va muy ligada a la nutrición. Bien alimentados, están preparados para afrontar el montón de actividades que les espera a lo largo del día.

Snacks hechos en casa

Uno de los snacks más populares son las palomitas de maíz. Más adecuadas para comerlas en casa que para llevar. Si las hacemos en casa sabemos la sal que ponemos y, por supuesto, no pondremos colorantes de ningún tipo. Es super sencillo de hacer, se pone el maíz en una olla o sartén tapada y ya las oiremos explotar. Podemos añadir tomillo o romero triturado por encima para hacerlas muy especiales. También se puede poner mantequilla, que se deshace con el calor de las palomitas recién hechas.

Cocida al horno, cualquier verdura, como por ejemplo patata, boniato, zanahoria y calabacín, quedará crujiente si la cortamos bien fina. Un poco de aceite de oliva virgen y sal y/o especias y ya está a punto.

Los frutos secos como almendras, nueces y avellanas, tostadas con un poco de aceite de oliva y tomillo o romero son deliciosos y altamente nutritivos.

El hummus de garbanzos y tahin es ideal para mojar palitos de verduras y nachos en reuniones con amigos.

Snacks comprados

Los frutos secos se pueden comprar ya tostados y nos dan energía. También los encontramos deshidratados para comer tal cual o rehidratarlos y añadirlos a yogures o macedonias.

Las barritas de sésamo, de coco o de espelta en la mochila son una garantía de que nuestros chicos y chicas no desfallecerán a media mañana.

Las hojas de algas deshidratadas son un snack delicioso que hace un contraste de sabores muy interesante con los pistachos, por ejemplo.

Las tortitas son una opción muy práctica, no pesan, no ensucian, alimentan saludablemente, y las podemos encontrar de muchas variedades como las de arroz, de maíz, de trigo sarraceno o con un baño de chocolate por encima.

Unas galletas también son de buen llevar. Debemos mirar como siempre, que traigan el sello de la Euro Hoja que nos garantiza que los ingredientes son de procedencia ecológica. También nos conviene mirar que no lleven azúcares añadidos ni sal en exceso. Hay en el mercado de alta calidad.

Van apareciendo snacks innovadores, producto de la investigación y desarrollo de nuevas formas de presentar los ingredientes de siempre, como los hechos de maíz con legumbres, los de garbanzos y los de lentejas en forma de nachos, palitos, chips o gusanitos. Algunos horneados, otros ligeramente fritos, son muy buenos para comer algo nutritivo cuando pasamos tantas horas fuera de casa, especialmente niños y jóvenes.

RECOMENDADO POR
Sol Natural

Autora: Montse Mulé, Editora.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Abril 2024