Con el cambio de estación, empiezan a aparecer en los mercados, productos de la nueva temporada que hemos echado de menos durante meses. Es el caso de las judías verdes. Al igual que las habas o los guisantes, son técnicamente legumbres, pero al no secarlas y consumirlas habitualmente frescas podríamos considerarlas como hortalizas.

Salteado de judías
©Estela Nieto

Aunque, como también sucede con los guisantes, podemos encontrar judías verdes congeladas durante todo el año, las judías frescas tienen ese punto crujiente del que carecen las congeladas, así como un sabor más intenso y fresco. Simplemente hervidas y aliñadas con sal y aceite son un verdadero manjar, pero si las mimamos un poco y aderezamos bien, podemos llevar este alimento de temporada al siguiente nivel.

Recuerda no sobrecocinar las judías si quieres que mantengan consistencia y sabor. Tan sólo cuatro o cinco minutos son suficientes para que las judías queden tiernas, pero mantengan su intenso color verde y sabor.

En esta receta, vamos a convertir unas simples judías verdes en un plato muy nutritivo y sabroso con un toque oriental gracias al jengibre y a la salsa de soja, que combinados con el aporte dulce de los orejones crearán una sinfonía de sabor irresistible.

Tiempo de preparación: 10 minutos.
Tiempo de cocción: 10 minutos.

Ingredientes (2 raciones)

  • ½ cebolla.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • 300 gr de arroz hervido.
  • 200 gr de judías verdes.
  • 1 diente de ajo.
  • ½ centímetro de jengibre fresco.
  • 4 orejones de albaricoque.
  • 1 cucharada de salsa de soja.
  • ½ cucharadita de sirope de agave.
  • Semillas de sésamo negro para decorar.
  • Sal al gusto.

Vamos a convertir unas simples judías verdes en un plato muy nutritivo y sabroso con un toque oriental

Elaboración

  1. Limpiar las judías verdes y cortar en trozos de unos 4 o 5 cm de longitud. Hervir al vapor o en agua hirviendo durante 4 minutos y refrescar con agua fría para cortar la cocción. Escurrir en un colador y reservar.
  2. Mientras tanto, picar la cebolla muy fina y rehogar con el aceite de oliva y un poco de sal en una sartén. Rallar el ajo y el jengibre y añadirlo a la sartén junto con la cebolla. Cocinar a fuego medio hasta que la cebolla esté muy tierna y comience a coger color. Agregar el sirope de agave y la salsa de soja, cocinar un minuto.
  3. En ese momento añadir las judías verdes y los orejones de albaricoque, cocinar un par de minutos y agregar el arroz. Es muy importante que el arroz esté cocinado y completamente frío para que no se pegue ni se deshaga al cocinar.
  4. Remover el arroz para que se integre con el resto de ingredientes y coja el sabor de todos los condimentos. Corregir de sal o con salsa de soja si fuera necesario.
  5. Servir con semillas de sésamo negro por encima.

Autores: Iván Iglesias, Chef y profesor de cocina vegana y Estela Nieto, psicóloga, Master en psicopatología y salud, y especialista en psiconutrición

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Abril 2024