La microbiota intestinal o flora microbiana, es el conjunto de microorganismos -bacterias, hongos y virusque habitan en el intestino y viven en simbiosis con el cuerpo. Numerosos estudios indican que la microbiota desempeña un papel fundamental en diferentes funciones fisiológicas, como el desarrollo del sistema inmune, la regulación del metabolismo, la protección contra infecciones o el estado de ánimo. Es clave para disfrutar de un buen estado de salud.

Microbiota sana
123RF Limited©fizkes

El segundo cerebro del cuerpo humano

Son muchos los estudios que afirman que el intestino es el segundo cerebro del cuerpo humano. Por eso, el desequilibrio de la microbiota también afecta a estados de ánimo, pudiendo favorecer patologías como la depresión. Cuando se rompe este equilibrio, puede producirse una disbiosis intestinal, provocando que la microbiota no sea capaz de desempeñar sus funciones y pudiendo provocar enfermedades inflamatorias, metabólicas o autoinmunes, entre otras.

¿Cómo restaurar el equilibrio?

Mejorar tus hábitos y rutinas te ayudará a mejorar el equilibrio, pero, a veces, no es suficiente, y puedes apoyarte en suplementos como los probióticos y prebióticos. Ambos esenciales para mantener el equilibrio, pero que cumplen funciones diferentes.

Probióticos

Los probióticos son microorganismos vivos, cepas de bacterias o levaduras beneficiosas para la salud, similares a las bacterias beneficiosas presentes de manera natural en el organismo y en algunos alimentos fermentados. Los probióticos colonizan el intestino, compitiendo con microorganismos dañinos y produciendo compuestos y nutrientes que favorecen un ambiente intestinal equilibrado. Numerosos estudios científicos respaldan su efectividad para tratar trastornos gastrointestinales, fortalecer el sistema inmunológico o mejorar la salud mental.

Prebióticos

Los prebióticos son fibras dietéticas que actúan como alimento para los probióticos, es decir, las bacterias beneficiosas en el intestino, conocidas como probióticos. Los prebióticos también pueden reducir la inflamación intestinal, fortalecer el sistema inmunológico y prevenir enfermedades como la obesidad y la diabetes tipo 2. Están naturalmente presentes en alimentos como el ajo, las cebollas o los plátanos. La combinación de ambos puede ser beneficiosa para la salud intestinal ya que favorecen el equilibrio gracias a su sinergia simbiótica que ofrece beneficios para la salud digestiva.

Una microbiota sana hará que te encuentres mejor.

ESPACIO PATROCINADO POR
WeBotanix | www.webotanix.com

Autora: Tamara Álvarez Redondo, Responsable del Área Técnica de WeBotanix

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Mayo 2024