La vivienda sostenible se define como aquella que es respetuosa con el medio y amigable con el planeta. Todos sabemos que el nivel de vida de nuestra sociedad occidental está malversando el planeta. Las emisiones de CO2 generadas por las fuentes generadoras de la energía que precisamos y el agotamiento de los recursos naturales que estamos usando para conseguir nuestro nivel de confort, nos empujan cada vez más a replantear una necesidad de cambio.Dibuix webGenerar alguna o parte de las energías que precisamos, es un paso hacia la sostenibilidad de nuestro hogar. La naturaleza nos aporta fuentes de energía limpia y renovable; mediante unos sistemas integrados para aparatos de captación, de conversión o tratamiento, y de almacenamiento, puede alimentar las necesidades de confort.

Aspectos a tener en cuenta para una vivienda sostenible

Energía solar

Aprovechando el calor que emiten los rayos solares, mediante un sistema de captación, basado en placas solares, situadas normalmente en la cubierta de nuestro hogar.

Placas fotovoltaicas

Para producción de la electricidad que precisamos para alumbrado y funcionamiento de aparatos.

Placas térmicas

Para generar agua caliente para nuestro consumo o para alimentar la calefacción.

Energía eólica

Aprovechando la fuerza del viento con molinos de viento, se genera energía para alumbrado y aparatos de calefacción.

Energía geotérmica

Aprovechando el calor que el sol acumula en los 5m superiores de la corteza terrestre (sistema horizontal), o el calor de la propia profundidad de la tierra (sistema vertical, muy usado actualmente en la Europa del norte) para generar energía para alumbrado y aparatos y / o calefacción.

Energía procedente de la combustión de biocombustibles

A través de una caldera, para alimentar agua caliente y calefacción. El «Pellet», (bio combustible con forma de pequeños cilindros hechos de madera residual comprimida), se está instaurando rápidamente en nuestro país.La combinación de diferentes de estos sistemas, como por ejemplo; placas solares térmicas, caldera de biomasa y molino de viento, los 3 regulados por un aparato gestor térmico; un sistema sofisticado, pero que parece nos marca un futuro, ya que todos sabemos que el clima alterna días soleados con días ventosos, o nublados.

Hace 40 años, una calculadora tenía unas dimensiones y precisaba ser enchufada a la red incorporando un transformador, y tan sólo sumaba, restaba y multiplicaba. Hoy, las calculadoras son extraplanas, se alimentan de energía solar y calculan funciones complejas. ¿Es posible, pues, pensar que en un futuro próximo nuestros hogares podrán generar la energía que requieren? La casa sostenible y La correcta gestión del agua, es un tema del que hablaremos en un próximo artículo.

Autora: Pilar Rabasseda, arquitecta

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here