A partir de los seis meses casi todos los bebés pueden empezar a tomar otros alimentos además de la leche materna o de la fórmula artificial. Pero la leche materna seguirá siendo la principal fuente de nutrientes durante todo el primer año de vida y siempre se debe ofrecer el pecho al bebé antes de cualquier otro alimento.

Introducción de nuevos alimentos en la alimentación de los bebés vegetarianos

Podemos empezar introduciendo cereales, frutas o verduras. El orden no importa mucho. Sí debemos añadir los alimentos nuevos de uno en uno para observar la tolerancia.

La introducción de nuevos alimentos en los bebés vegetarianos es muy parecida a la de los bebés no vegetarianos. Simplemente debemos sustituir la carne por un alimento vegetal rico en proteínas y hierro. Este alimento son las legumbres y la mejor forma de ofrecérselas al bebé es junto con verduras, para que se asimilen mejor todas sus propiedades.

Podemos empezar preparando un puré espeso hecho con 2-3 verduras locales y de temporada, y preferiblemente ecológicas. Evita la espinaca y la acelga durante el primer año y recuerda que no es conveniente añadir sal a las comidas de los bebés. Después de unos días, puedes añadir al inicio de la cocción de las verduras una cucharada de lentejas rojas peladas. Estas lentejas se cuecen muy rápido, se digieren muy bien y son muy ricas en proteínas, zinc y hierro.

Unos días más tarde podemos sustituir las lentejas por una pequeña porción de 20-30 gramos de tofu. Cuécelo también con el resto de las verduras. Elige un tofu cuajado con sales de calcio y preferiblemente de producción ecológica.

Más adelante podemos empezar a añadir otras legumbres, como los garbanzos bien cocidos o el tempeh. Puedes también ofrecer al bebé hummus de garbanzos y sésamo (con una cucharita o untado en pan integral). Varía las verduras y legumbres a lo largo de la semana.

Como cereales podemos utilizar alguna papilla para bebés (escoge las que no lleven azúcar añadido) y mezclarla con leche, agua o caldo de verduras. Pero también podemos usar pan integral ecológico (empieza por la miga, más blandita), arroz, pasta o quinoa muy bien cocidos y con verduras o copos de avena (“gachas”) con leche o agua.

Introduce las frutas de una en una, según la temporada y las que haya en tu región. No hay ninguna que sea necesario evitar. Las que sean duras (manzana, pera) conviene cocerlas un poco al principio o darlas en papilla. Puedes mezclarlas con un yogur de soja o con cereales, pero evita las galletas que lleven azúcar.

No des yogures, queso ni leche de vaca durante el primer año. La única leche que el bebé necesita es la materna (o la fórmula artificial si la materna no fuera posible).

Autora: Miriam Martínez Biarge, Médico Pediatra

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí