Aunque a la hora de preparar el huerto lo más sencillo podría ser comprar plantas en un vivero previamente germinadas, siempre es más gratificante extraer tus propias semillas. De esta forma se puede controlar la genética de las plantas e incluso obtener tus propias variedades.

llavors de tomàquet semillas tomate Growing opposition to patents on seeds

En primer lugar, tenemos que seleccionar la planta y los tomates de los cuales vamos a extraer las semillas. Nuestra recomendación es escoger una planta que presente las mejores condiciones (tamaño, vigor, color, frutos…). Debemos tener en cuenta que si la planta en cuestión se encuentra cerca de otras variedades de tomateras, se van a polinizar entre ellas y las plantas que se consigan en años posteriores heredarán las condiciones genéticas de todas ellas. Esto puede ser algo positivo si lo que se quiere es crear una nueva variedad, pero no sería deseable si lo que se pretende es conservar las características de una variedad.

En cuanto a los tomates, escogeremos los mejores tomates de la planta, que serán los que crezcan en las ramas centrales. Debemos dejarlos en la planta hasta que alcancen el punto máximo de madurez. De esta forma el tomate ya ha acumulado todos los azúcares y propiedades que posteriormente se trasmitirán genéticamente. A partir de ahí ayudándonos con una cucharilla extraeríamos la pulpa, la introduciríamos en un recipiente de cristal (por ejemplo un vaso), y cubriríamos de agua las semillas. Pasados dos o tres días se habrá producido una fermentación y las semillas se habrán quedado en el fondo del recipiente. Ya podemos sacarlas  y dejarlas secar sobre un trozo de papel de cocina durante unos días. Para conservarlas lo mejor es dejarlas en un lugar oscuro y frio (en la nevera).

Si nuestra idea fuese obtener una variedad propia de tomate, lo que deberíamos hacer a partir de entonces es seleccionar las plantas que tengan las características que deseamos y desechar el resto. De esta forma, en sucesivas generaciones, la nueva variedad se irá homogeneizando.

Desde Gumendi llevamos años realizando este tipo de trabajos con variedades antiguas, y fruto de estos trabajos hemos obtenido las variedades “Udagorri” y “Udabeltza”. Aunque a día de hoy son unas variedades muy homogeneizadas (todos los tomates presentan unas características muy similares), todos los años realizamos un riguroso trabajo de selección de semillas, de forma que las características de estas variedades mejoran generación tras generación.

Autor: Xabier Mendia. Experto de Alimentos Ecológicos Gumendi en cultivar y comercializar  productos ecológicos – www.gumendi.es

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here