El aspecto más extraordinario de la semilla es que, aun siendo tan diminuta, contiene toda la información necesaria para dar vida a una nueva planta. Tradicionalmente los campesinos, conocedores del potencial de las semillas, seleccionaban y guardaban las mejores de su cosecha para sembrar al año siguiente y alimentar a su familia. Júlia Capdevila de Mamaterra nos cuenta al respecto.

mamaterra educacion bombassemillas enero17

Hoy en día, esta costumbre se está viendo amenazada por grandes multinacionales que quieren controlar las semillas (un bien común), y así, determinar lo que comemos. Frente al contexto actual, resulta muy necesario que las nuevas generaciones conozcan las semillas y su importancia.

¿Qué pueden aprender los niños sobre las semillas?

Qué son, dónde se encuentran, qué función tienen, qué condiciones necesitan para germinar, cómo obtenerlas y como sembrarlas, entre otras cosas.

¿Cómo deberían aprenderlo?

Todos estos conceptos, pueden trabajarse de forma muy diversa pero para asegurar un buen aprendizaje las actividades deberían pasar por la observación en el medio natural y la experimentación. A su vez, enseñar a los niños a obtener semillas y sembrarlas en el huerto es una práctica muy recomendable ya que permite aplicar los conocimientos adquiridos y ayudar a preservar la biodiversidad local cultivada.

Bombas de semillas

Proponemos esta actividad para trabajar las semillas. Este método, que fue ideado por Masanobu Fukuoka, se ha utilizado para repoblar bosques y espacios naturales degradados, dando muy buenos resultados. Se trata de una oportunidad única para fomentar el contacto de los más pequeños con la tierra y crear el medio idóneo para que las semillas den lugar a una nueva vida.

¿Cómo hacerlas?

Materiales

  • Un poco de arcilla de modelar  (roja o verde)
  • Un poco de abono ecológico
  • 2 paquetes de semillas ecológicas autóctonas (p.ej.: flores silvestres)
  • Agua

Preparación

  1. Corta la arcilla en dados de unos 2 cm.
  2. En un cuenco o sobre la superficie de trabajo mezcla la arcilla con el abono ecológico. Ve añadiendo agua poco a poco. Utiliza las manos para amasar la mezcla hasta conseguir una textura homogénea. No debe quedar ni muy seca ni pegarse en las manos.
  3. Esparce los dos paquetes de semillas sobre la mezcla de barro y abono y sigue amasando.
  4. Una vez las semillas queden integradas en la masa, haz bolas de unos 4 cm de diámetro.
  5. Finalmente, coloca las bombas en una bandeja y déjalas al sol para que se sequen. Suelen tardar uno o dos días en secarse.
  6. Ya están preparadas para sembrar.

mamaterra educacion bombassemillas enero17 2

Autora: Júlia Capdevila. Coordinadora proyecto MamaTerra. Asociación Vida Sana www.mamaterra.info

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí