PATROCINADO POR
Amandín. La opción más saludable

¿En busca de algo dulce, fácil de hacer y hecho 100% con comida real? ¡Aquí lo tienes! Estas Bolas energéticas sin frutos secos, son una de tus opciones infalibles para tus mañanas o tardes, en las que sabes que van a ser intensas y que necesitas un combustible de calidad para que tu cuerpo tenga un rendimiento de calidad…

Estas bolas energéticas tienen 2 particularidades destacables: son aptas para personas intolerantes a los frutos secos y a su vez, combaten el estreñimiento. Por otro lado, son fuente de energía duradera y estable en sangre y  regulan nuestros niveles de colesterol.  Son ricas en fibra, en zinc, calcio, en magnesio y están cargadas de triptófano, precursor de la serotonina, ¡nuestra hormona de la felicidad!

Conseguimos unos bocados de bienestar y saciedad, gracias a éstas bolas energéticas repletas de beneficios y de delicioso sabor. A disfrutar junto con una buena taza de té o zumo verde para aportar hidratación y potenciar la sinergia de minerales y micronutrientes.

A llevar también como opción saludable en el bolso, como snack disponible, ¡estemos donde estemos!

Receta: Bolas energéticas sin frutos secos

Utensilios

  • Picadora/procesadora de alimentos

Ingredientes

  • 3 c. soperas colmadas de pipas de calabaza sin sal
  • 4 dátiles deshuesados
  • 4 ciruelas deshuesadas
  • 2 c. soperas de semillas de lino molidas
  • 2 c. soperas de Tahin (crema de sésamo)
  • 1 c. sopera de cacao en polvo
  • 1 bol pequeño de semillas de sésamo sin moler (para rebozarlas)

Elaboración

  1. Colocar en el procesadora las pipas y moler hasta que quede una “harina” fina
  2. Añadir las frutas deshidratadas y volver a moler todo junto hasta que quede una masa compacta
  3. Añadir el Tahin, el cacao y el aceite de coco
  4. Volver a procesar todo junto hasta que quede todo bien mezclado y forme una masa compacta pero maleable
  5. Verter en un cuenco hondo y formar las bolas con las manos, como si fueran albóndigas
  6. Una vez hechas, rebozarlas por las semillas de sésamo y colocarlas en un plato
  7. Guardar en nevera 1 hora antes de servir

Se conservan 1 semana en nevera en tupper de vidrio o 1 mes en el congelador

Autora: Mareva Gillioz, Dietista y Coach nutricional, especializada en Naturopatía. Certificada en cocina crudivegana por Matthew Kenney Culinary Institute

Bio Eco Actual, informativo mensual gratuito impreso y digital 100% ecológico
Bio Eco Actual Diciembre 2017

1 Comentario

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here