Certificació ecològica a Espanya: Qui acredita que un producte és ecològic-biològic-orgànic? La certificación ecológica en España: ¿Quién acredita que un producto es ecológico-biológico-orgánico?

El control y la certificación de los alimentos ecológicos son la garantía para el consumidor de que se cumple con lo establecido en la normativa europea de producción ecológica que, además, protege los términos empleados en el etiquetado. Es decir, solo los productos con certificación ecológica pueden hacer referencia a los términos ecológico-biológico u orgánico.

Las características del sistema de control y certificación están contempladas en la propia normativa, que permite a los Estados miembros la elección de un sistema público o privado para ello. En España, esta elección compete a las comunidades autónomas, quince de las cuales han optado por la certificación pública (dos de ellas con formato “mixto” público-privado), y otras dos, las líderes en producción Andalucía y Castilla La Mancha, han apostado por la certificación vía organismos privados e independientes.

Es de vital importancia para consumidores y productores que existan estas certificadoras que se encargan de velar por el control, realizando las auditorías periódicas que garantizan que se cumplen los requisitos de la normativa y no haya fraude.

La certificadora española especializada en Producción Ecológica, privatizada a finales del siglo pasado, CAAE -la entidad que más hectáreas bio certifica en Europa con más de 1.000.000-, incluye algunos de los principales productores españoles, mayoritariamente productores agrícolas con grandes extensiones de cultivo destinados a exportación.

INTERECO, entidad pública para la promoción y el desarrollo de la agricultura ecológica, asociación sin ánimo de lucro que agrupa a las certificadoras públicas, valora que “La naturaleza pública de las certificadoras las constituye en patrimonio de toda la ciudadanía, en coherencia con el sector estratégico que constituye la agricultura ecológica y por tanto una alimentación sana y de calidad.”

Organic Regulation Euro Hoja Reglamento sobre alimentación ecológica Reglament sobre alimentació ecològica reglamento de producción ecológica Reglament de producció ecològica El Consejo de la UE aprueba el nuevo reglamento de producción ecológica nou reglament de producció ecològica
La Euro Hoja es el sello de certificación valido en toda Europa, que garantiza que dicho producto es ecológico

Sobre la certificación ecológica pública

Montse Escutia, ingeniera agrónoma y vice-presidenta de la Asociación Vida Sana, entidad que lleva más de 40 años promoviendo la producción y consumo ecológico, nos explica que “En los inicios del movimiento de la agricultura ecológica en España se luchó para que la certificación fuera pública y gratuita. Se consiguió que fuera pública pero no gratuita”, y continúa “Siempre hemos considerado que la agricultura ecológica es un bien público y que el pago por la certificación va en contra del principio quien contamina paga.”

Desde INTERECO apuntan que “La principal fortaleza de la certificación pública es que los productores (operadores) y los consumidores están representados en los órganos de gestión y, por tanto, tienen un papel activo en la supervisión del control”.

Por su parte, desde el Comité Catalán de Producción Agraria Ecológica (CCPAE) defienden el modelo público porqué “El modelo público de certificación de la producción ecológica es la mejor opción para hacer avanzar el sector con una certificación de prestigio, garantista, participativa, justa y transparente”.

Desde el Departament d’ Agricultura i Ramaderia de la Generalitat de Catalunya apuntan que: “Es más eficiente y sencillo supervisar la actividad de una sola autoridad de control pública que de varios organismos de control privados. El sistema público también garantiza la aplicación de un régimen de control sin ánimo de lucro y totalmente independiente de los intereses económicos de los operadores, donde el objetivo es únicamente la consecución de una certificación de calidad y garantía”.  

Entidades de Certificación Ecológica por CC.AA.
Entidades de Certificación Ecológica por CC.AA.

Sobre la certificación ecológica privada

La ventaja de privatizar un servicio como la certificación de productos ecológicos es, en principio, la gestión. En línea con los preceptos neoliberales de la Nueva Gestión Pública, se busca eficiencia y eficacia. Huir de la burocracia ineficaz de la administración tradicional.

Desde SOHISCERT, entidad certificadora privada líder,  ponen de manifiesto que, “Proporcionamos al sector una mayor agilidad en la tramitación y realización del proceso de certificación, evitando la burocracia administrativa y ofreciendo al operador un servicio fiable y de garantía en todo el proceso; ya que toda entidad privada está controlada por la Autoridad Competente, así como por la Entidad Nacional de Acreditación, las cuales velan porque este trabajo de certificación se realice de forma trasparente e imparcial”, y continúan “Este tipo de certificación ofrece mayor posibilidad de elección al operador certificado, pudiendo elegir aquella empresa que le dé un mejor servicio adaptado a sus necesidades”.

Esta eficiencia y libertad de elección para las empresas es el valor más importante que aportan las certificadoras privadas al sector. En contraposición, y más en países como el nuestro, el problema de la certificación privada es el posible conflicto de intereses. Como dice Escutia “el afán de lucro puede generar desconfianza ya que retirar la certificación a un operador significa perder un cliente”.

La certificación ecológica en España: ¿Quién acredita que un producto es ecológico-biológico-orgánico?

¿Cómo puedo actuar con mi compra?

A mí, y creo que al consumidor bio español, pero también a una parte importante de las empresas del sector, no me sirve que gazpacho español se venda en Londres en marca blanca o que los pepinos de Almería sirvan para las ensaladas bio preparadas en Alemania. Es muy importante la exportación, sin duda, pero deberíamos centrarnos -al menos a nivel institucional y de organizaciones- en luchar por el consumo interno y de calidad, que mantenga la filosofía del movimiento orgánico. A las certificadoras privadas a veces parece que tan solo les interesa tener más hectáreas que certificar para facturar más. Quizá no es lo que más necesita nuestra sociedad. Hay que luchar por un producto ecológico, local y sostenible. Filosofía eco. Apliquémoslo en nuestra cesta de la compra. Esperemos que algún día también se aplique en los despachos.

Autor: Oriol Urrutia, Co-Editor

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Septiembre 2018

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here