Se acerca el invierno, la estación más fría del año y hay que preparar al cuerpo por dentro y por fuera para evitar virus oportunistas, especialmente relacionados con las vías respiratorias, como los resfriados o las gripes. De la misma manera que nos vamos abrigando a medida que va haciendo más frío, la adaptación interna a las bajas temperaturas se tiene que ir haciendo de manera gradual, incluso antes de que el frío invada nuestro organismo.

Prepárate para el invierno

Por esto, es importante ya desde el final del verano ir limitando los alimentos crudos  e ir incorporando cremas, platos de cuchara y cocciones de los diferentes alimentos de temporada.

Los imprescindibles de invierno

En la despensa no pueden faltar algunos alimentos y plantas para apoyarnos durante los meses más fríos con grandes propiedades y beneficios para nuestra salud:

  • Jengibre: es una raíz que nos ayudará a calentar el cuerpo desde el interior, activa la circulación y estimula la inmunidad. Lo podemos añadir a nuestros caldos, cremas, cocción de legumbres o hacer una infusión.
  • Ajo: contiene principios activos, principalmente compuestos fenólicos con propiedades antibióticas.  El ajo crudo machacado o cortado estimula el sistema inmune. Así que no puede faltar una picada de ajo y perejil encima de tus platos. 
  • Cebolla: gracias a su contenido en compuestos azufrados tiene efecto antiséptico y antibiótico. Además, ayuda a eliminar mucosidades siendo útil para resfriados, tos y gripe.
  • Limón: es antiséptico y antiinflamatorio. Una limonada con piel es útil para refrescar el organismo en procesos febriles y ayuda a la regeneración de los glóbulos blancos. Aporta vitamina C, antioxidantes y bioflavonoides.
  • Algas: podemos añadir alga kombu y wakame a nuestros caldos para aportar un extra de minerales y nutrir nuestros riñones, los órganos que tienen correspondencia con el invierno según la Medicina Tradicional China. También es importante disponer del alga cochayuyo, que ayuda a fluidificar el moco.
  • Setas shiitake: son muy apreciadas por sus propiedades moduladoras del sistema inmune. Son muy versátiles. Las podemos añadir a sopas, estofados, risottos, legumbres, a la plancha, etc.
  • Tomillo: tiene propiedades antibióticas, antivirales, antitusígenas y expectorantes. Es muy útil para aliviar infecciones respiratorias. Se puede ir tomando en infusión durante todo el día o preparar una deliciosa sopa de cebolla y tomillo.

Suplementación

En invierno tenemos unos requerimientos aumentados de vitamina C y es más que probable que bajen nuestros niveles de vitamina D porque se sintetiza por la exposición solar. Estos dos suplementos nos serán de gran ayuda:

  • Vitamina C: esta vitamina está implicada en numerosos procesos, destacando su participación en el sistema inmune. Por esta razón debemos asegurarnos su aporte durante los meses más fríos del año. Es muy útil para combatir resfriados o cualquier otra infección. Las personas fumadoras deberían tomarla durante todo el año porque están expuestas a una oxidación diaria y la vitamina C protege a las células frente el estrés oxidativo y el avance de los radicales libres. Viridian la ofrece en formato de Ester-C, que es más absorbible en el estómago.
  • Vitamina D: está implicada en múltiples funciones como mejorar la sensibilidad a la insulina, contribuir a la salud ósea, regular la microbiota intestinal, inmunomoduladora o antidepresiva, entre muchas otras. Viridian ofrece la vitamina D3, que es más biodisponible. Es aconsejable tomarla con algo de grasa para que se absorba mejor.

PATROCINADO POR
Viridian. Ethical vitamins with an organic heart

Ayudas digestivas para paliar los excesos navideños

Autora: Lluca Rullan, Periodista especializada en nutrición y salud natural. Dietista con perspectiva integrativa.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Septiembre 2020

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí