Es indudable que lo que comemos no sólo nos alimenta a nivel físico. Cuando observamos un plato bien presentado, sazonado y decorado, se nos hace la boca agua. Por el contrario, si no lo tenemos en cuenta y simplemente “echamos” la comida en el plato, podremos conseguir que algo delicioso no llame en absoluto la atención.

Receta: Crema bicolor de espinacas y puerro

Utilizar ingredientes sencillos, cocinarlos adecuadamente respetando los puntos de cocción y combinándolos con sentido, junto con una buena presentación, son la clave del éxito. Una sencilla y rápida crema puede convertirse en un plato festivo perfecto.

  • Dificultad: Baja.
  • Tiempo de preparación: 10 minutos.
  • Tiempo de cocción: 30 minutos.

Ingredientes (para 2 raciones)

  • 2 puerros medianos.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • 2 patatas pequeñas.
  • 500 mililitros de Caldo de Verduras AMANDÍN.
  • Una hoja de laurel.
  • ½ manojo de espinacas frescas (200 gr aproximadamente).

Para el topping:

  • 80 gr de garbanzos cocidos.
  • 1 cucharadita de aceite de oliva.
  • Un par de rebanadas de pan tostado.
  • Una pizca de pimentón.
  • Una pizca de hierbas provenzales.
  • Una pizca de cebolla en polvo.
  • Unas gotas de tamari o salsa de soja.

Elaboración

  1. Limpiar los puerros retirando la parte más verde, que podrás reservar para usar en una sopa. Cortar longitudinalmente y limpiar bajo el grifo para eliminar la tierra que puedan tener.
  2. Picar fino y rehogar a fuego medio en una cacerola junto con el aceite de oliva hasta que queden tiernos.
  3. Mientras tanto, pelar las patatas y cortarlas en trozos pequeños.
  4. Cuando el puerro esté muy blando, pero sin que llegue a dorarse, ya que queremos que quede una crema clara, incorporar la patata, el laurel y el caldo. Llevar a ebullición y cocinar a fuego medio, tapado, durante 25 minutos.
  5. Mientras tanto, lavar las espinacas y picarlas en juliana.
  6. Cuando la patata esté muy tierna, retirar la mitad, eliminando la hoja de laurel y triturar hasta que quede una crema muy fina y suave.
  7. A la otra mitad, añadir las espinacas y cocinar 3 minutos para que se ablanden. Es importante que no las cocinemos demasiado si queremos que conserven un color verde intenso.
  8. Triturar esta otra parte y reservar.
  9. Para el topping, saltear los garbanzos con el aceite y las especias sin que se quemen. Añadir la salsa de soja al final.
  10. Colocar cada una de las cremas simultáneamente en el plato, una por cada lado de forma que no se mezclen.
  11. Decorar con los garbanzos especiados y unas gotitas del aceite, aportará sabor y mucho color. El pan tostado pondrá el punto crujiente y de textura al plato.

PATROCINADO POR
Amandín. La opción más saludable

Autores: Iván Iglesias, Experto universitario en Nutrición y Dietética  y Estela Nieto, Psicóloga, Master en psicopatología y salud, y especialista en psiconutrición | www.nutricionesencial.es

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Mayo 2020

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here