Ángeles Parra analiza en el Bio Eco Actual de Mayo el papel fundamental de las cooperativas agroecológicas frente a las grandes superficies.

Cooperativas agroecológicas versus grandes superficies

Rompiendo fronteras

Las grandes superficies cumplen una función también. Esto es que el alimento ecológico pueda romper la frontera de la franja de población más ecoactivista y concienciada y llegar a otros estratos de la ciudadanía. Lo más importante es que, sea de una manera o de otra, el alimento siempre sea ecológico y, en la medida de lo posible, vegetal y local,… y habría que añadir con el mínimo embalaje posible.

La cooperativa agroecológica y la tienda especializada tienen detrás a profesionales que respetan y aman el alimento ecológico y todo el sector. Procuran pagar precios dignos a los pequeños productores. Si el consumidor necesita informaciones precisas, el responsable de la tienda o de la cooperativa es capaz de dar esa información. La tienda o el súper ecológico y la cooperativa bio venden, en general, sólo alimentos ecológicos. En la medida de lo posible, el establecimiento especializado incide en el comercio local, en la producción regional, en las cortas distancias, en la proximidad, en el reparto de la riqueza en la verdadera eco-nomía… De ello se deriva vida para nuestros pueblos y muchas más virtudes tanto económicas como sociales.

El papel de las cooperativas agroecológicas es fundamental al establecer vínculos directos entre productor y consumidor

Orgánicos y convencionales

Las grandes superficies venden alimentos orgánicos y alimentos convencionales. Muchos pequeños productores se quejan de las condiciones económicas que les exigen las grandes superficies a la hora de proveerles para servir sus productos o transformarlos en marcas blancas propias. Los productos orgánicos que expenden son “bio”, sí, pero no siempre sostenibles desde un punto de vista global, ya que algunos alimentos son importados desde largas distancias, con su consabido derroche energético. Algunas cadenas ya están empezando a incidir en un comercio cada vez más local, pero la verdad es que, hasta ahora, la mayoría de grandes superficies no han apostado de lleno por el comercio ecológico y local/regional/nacional.

El negocio

Para la cooperativa ecológica y para la tienda o súper especializado el negocio es importante, claro que sí. Sin embargo, para ellos/as, me consta, el negocio no lo es todo. Hay otros factores importantes. Quizás lo más relevante es el hecho de que son activistas. Creen en lo que hacen. Luchan, desde su profesión, por un mundo más justo, más limpio y más sostenible. No siempre es así en el caso de las grandes superficies. Han encontrado un nicho de mercado en el mundo ecológico y se han apuntado a él, sin más. Son los pequeños comercios y las gentes del mundo “bio” quienes han predicado en el desierto durante décadas. De todas formas, la disponibilidad del producto bio en grandes superficies, va a posibilitar que muchas familias puedan acceder a una alimentación sana de verdad. De ahí que España haya entrado en el top ten del consumo interno ecológico mundial. La cosa es que el proceso no sea a cualquier precio. Insisto en esto. No todo vale.

Cooperativas agroecológicas versus grandes superficies

Soberanía alimentaria y rechazo de la globalización

La globalización y el modelo económico neoliberal  ha comportado una creciente industrialización de la producción agraria en detrimento de modelos familiares de escala más reducida y sostenible. Dichos modelos se han basado en la intensificación en la producción apoyada en el uso de fertilizantes químicos, fitosanitarios, monocultivo y cría intensiva de ganado desvinculada del suelo agrícola. El resultado ha sido graves problemas de erosión, pérdida alarmante de biodiversidad tanto natural como agrícola, contaminación del agua y animales criados en pésimas condiciones.

Por eso es tan importante apostar por modelos cooperativos de consumo, lo que significa sistemas de comercialización que evitan el transporte a larga distancia y contribuyen a la soberanía alimentaria. Son los que priorizan los alimentos de temporada, la cercanía, los circuitos cortos de comercialización como formas de proporcionar precios justos para los agricultores y asequibles a los consumidores.

El comercio internacional de alimentos, así como el número de países que dependen de las importaciones alimentarias, están causando crisis alimentarias, han aparecido problemas en las producciones locales de alimentos, se adquiere el mismo producto que se produce en el país a otros países, dejando a un lado el producto nacional, se adoptan nuevas políticas regionales o nacionales. Por tanto en este contexto, el papel de las cooperativas agroecológicas es fundamental al establecer vínculos directos entre productor y consumidor, y asegurar así que el producto se quede en la zona de origen.

Nuestro papel como consumidores es importante en el camino hacia una transformación social profunda

BioCultura

Desde BioCultura (que dirijo) y desde la Asociación Vida Sana (que presido) hemos siempre apostado por la distribución más “auténtica” posible. Lo pongo entre comillas para que todo el mundo entienda que aquí no hay “buenos y malos”, pero sí que unos procuran hacer las cosas mejor que otros. Hemos vetado a grandes superficies que han querido venir a la feria y hemos dado toda la visibilidad posible a los más pequeños. Ahora bien, la feria no es una burbuja: es el reflejo de una sociedad. Y parece que, en nuestra sociedad, el proceso de democratización del alimento ecológico pasa, en gran medida, por las grandes superficies y las inversiones en el sector “bio” de los grandes operadores. ¿Qué podemos hacer nosotros? Priorizar nuestro consumo en unos establecimientos más que en otros. Pero no caigamos tampoco en ideologías cerradas que nos impidan ver la realidad con visión diáfana. Se hace lo que se puede, como se puede. Lo importante es la voluntad de transformar. El capitalismo neoliberal nos está trayendo grandes desastres de todo tipo. Nuestro papel como consumidores es importante en el camino hacia una transformación social profunda; y el alimento está en la base de esa posible transformación.

Autora: Ángeles Parra, Presidenta Asociación Vida Sana, Directora de BioCultura

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Mayo 2020

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here