El membrillo es una de las frutas más características del otoño. Por su delicado aroma se ha usado durante años como ambientador en las casas. Su riqueza en taninos hace que sea áspero para tomar en crudo. Por eso se suele asar, o elaborar el delicioso “Dulce de membrillo”.

Cómo hacer el membrillo en casa (¡2 recetas!)

Pero la mayoría de recetas aportan azúcares añadidos, ya sea azúcar blanco, de caña, panela, todos ellos ricos en sacarosa. Y tampoco se soluciona con el sirope de agave, porque su alto contenido en fructosa perjudica al hígado y genera triglicéridos.

Una de las mejores opciones para proporcionar un sabor dulce saludable al membrillo es elaborarlo con frutas desecadas, como ciruelas secas o dátiles. Es ideal en desayunos, postres y meriendas, pero también como guarnición de platos salados y en salsas.

Receta: Dulce de membrillo

Ingredientes

  • 600 gr de membrillos
  • 200 gr de ciruelas pasas sin hueso
  • 1 limón
  • 5 gr de Agar-agar en polvo

Elaboración

  1. Pon las ciruelas pasas en remojo.
  2. Lava los membrillos y sécalos con paño para quitar la pelusa.
  3. Ponlos enteros en una olla grande cubiertos de agua y cuécelos durante 45 minutos.
  4. Escúrrelos y déjalos enfriar antes de pelarlos y retirar el corazón.
  5. Corta la pulpa de los membrillos en trozos y colócalos en una olla plana.
  6. Añade las ciruelas pasas y cuece todo junto a fuego lento durante 20 minutos, removiendo con una espátula de madera.
  7. Tritura la mezcla con la batidora y deja reposar 30 minutos, para que adquiera un bonito color rojo oscuro.
  8. Añade el zumo de limón y el agar-agar y deja que hierva durante 10 minutos más.
  9. Coloca el dulce de membrillo en moldes. Al enfriar, la gelatina tomará la consistencia adecuada.

Otra forma muy agradable de tomar el membrillo es asado al horno, con dátiles y especias.

Receta: Membrillos asados*

Ingredientes

  • 2 membrillos
  • 4 dátiles deshuesados
  • 1 palo de canela
  • 4 estrellas de anís
  • 4 clavos de olor
  • 400 ml de agua

Elaboración

  1. Lava a fondo los membrillos.
  2. Córtalos por la mitad y vacía el centro.
  3. Colócalos en una bandeja de horno y sobre cada mitad pon una estrella de anís, un trozo de canela y clava un clavo de olor.
  4. Tritura los dátiles con 3 cucharadas de agua, para formar un sirope y cubre con él los membrillos.
  5. Echa el resto del agua sobre los membrillos para que cubra el fondo de la bandeja.
  6. Tapa con papel de horno y hornea a 200ºC.
  7. De vez en cuando ves regándolos con el almíbar de la bandeja.
  8. Tardan de 40 minutos a una hora, y se pinchan con un palillo para ver si están tiernos.

*Nota: Receta de mi último libro:

Dulces y saludables. Alternativas para una vida sin azúcares añadidos. RBA, Colección Integral. Barcelona 2020

Autora: Mercedes Blasco. Nutricionista, Máster en Nutrición y Salud.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Mayo 2020

1 Comentario

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here