El crumble es un postre típico inglés, se trata de una base de frutas cubiertas con una masa de harina y mantequilla, por lo general. Se hornea, y mientras la fruta se cocina y se crea una especie de compota, el recubrimiento se vuelve dorado y crujiente.

de manzana y arándanos

La combinación de texturas es excelente, y si se sirve caliente y se acompaña con un poco de helado o yogur, el contraste de temperaturas lo convierten en algo sublime.

Vamos a preparar un crumble de manzana y arándanos, pero también puedes utilizar melocotones, cerezas, peras… o el tradicional de ruibarbo, si lo encuentras.

Es un postre sencillo de preparar y con muy poca dificultad. Aunque lo tradicional es utilizar mantequilla y harina de trigo para la cobertura, si utilizas aceite de coco, almendras y copos de avena sin gluten tendrás una receta apta para celíacos y veganos.

  • Dificultad: Baja.
  • Tiempo de preparación: 10 minutos.
  • Tiempo de cocción: 35 minutos.

Ingredientes (para 4 raciones)

  • 3 manzanas (reinetas a ser posible).
  • 100 gr de arándanos (frescos o congelados).
  • ½ cucharadita de canela molida.
  • 3 cucharadas de azúcar de coco AMANDÍN.
  • 50 gr de almendras crudas.
  • 80 gr de copos de avena sin gluten.
  • 2 cucharadas de aceite de coco.

Elaboración

  1. Comenzar por precalentar el horno a 200°C.
  2. Pelar las manzanas, descorazonarlas y cortarlas en láminas de 1 cm de grosor.
  3. Colocar en un bol y mezclar con los arándanos, la canela y una cucharada de azúcar de coco. Reservar para más adelante.
  4. Por otro lado, colocar las almendras en un procesador y triturarlas hasta conseguir un tamaño como de arena gruesa. Entonces incorporar los copos de avena y el resto del azúcar de coco. Volver a triturar hasta que quede fino.
  5. Añadir el aceite de coco (se puede sustituir por mantequilla o margarina vegetal) y volver a procesar. Entonces notarás que se compacta ligeramente.
  6. En un recipiente de horno, disponer la mezcla de manzana y arándanos en el fondo y cubrir con la arena de almendras y avena que hemos preparado. Procurar que quede cubierta toda la superficie.
  7. Introducir en el horno y cocinar a 180°C durante 35-40 minutos. Debe quedar la superficie dorada y la fruta cocinada.
  8. Es un postre que se suele servir caliente, o templado, acompañado con helado.
  9. Si te sobra algo, no te preocupes, se conserva perfectamente varios días en la nevera bien tapado. Sólo tienes que recordar darle un golpe de grill antes de servir para que recupere el punto crujiente y el interior coja temperatura.

PATROCINADO POR
Amandín. La opción más saludable

Autores: Iván Iglesias, Experto universitario en Nutrición y Dietética  y Estela Nieto, Psicóloga, Master en psicopatología y salud, y especialista en psiconutrición.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Septiembre 2020

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here