El otoño es un excelente momento para recuperar esa costumbre de nuestras abuelas de utilizar los ingredientes de la despensa para superar o –mejor- evitar resfriados, toses y fiebres. Hoy vamos a descubrir un poquito más en profundidad al jengibre, un rizoma con propiedades muy interesantes para alejar los males de las épocas frías.

zanahoria jengibre
Espaguetis de zanahoria picantes con jengibre, ajo, chile y limón

La despensa antiresfriados

Repasemos algunos de los ingredientes básicos para tener siempre a mano a partir de ahora y durante unos meses:

El ajo

Es un gran aliado del sistema respiratorio y reforzador de las defensas.

La cebolla

Con sus aceites volátiles nos ayuda a expulsar mocos y combatir posibles infecciones.

El tomillo

Es una hierba con capacidad para matar gérmenes y para aliviar molestias en la garganta.

Los alimentos de color naranja

Por su contenido en provitamina A, protegen las mucosas (como la zanahoria o la calabaza).

Los alimentos ricos en vitamina C

Famosa por su capacidad para fortalecer nuestro sistema inmunitario (como los pimientos, los cítricos o el perejil).

Los alimentos fermentados

Ya sabemos que existe una estrecha relación entre nuestro ecosistema intestinal y la salud de nuestras defensas (como el chucrut o el kéfir).

Todos estos básicos, además de ser muy fáciles de incorporar en nuestros platos, son muy efectivos si los vamos tomando a diario.

El jengibre, calor que nos reconforta y nos cura

Alimento terapéutico por excelencia. Este rizoma (tallo subterráneo de la planta) se utiliza hace miles de años pues tiene un gran poder medicinal a nivel digestivo, pero también como aliado de gripes y resfriados. El jengibre es uno de los ingredientes emblemáticos de la Medicina Tradicional China y también de la Ayurveda.

Propiedades del jengibre

Al favorecer la sudoración, el jengibre es ideal para acompañar procesos febriles (propiedades febrífugas), a la vez que limpia y desinfecta al organismo de microorganismos patógenos y toxinas. Si hay congestión nasal, también ayudará a liberar las vías respiratorias.

El jengibre es considerado asimismo un alimento modulador del sistema inmunitario. Esto quiere decir que, además de alejar síntomas, estimula nuestras defensas. Sus sesquiterpenos, ayudan a combatir algunos de los virus causantes de los resfriados.

Otra de sus propiedades estrella, es su capacidad antiinflamatoria y analgésica, que puede resultar de gran interés en esta época de catarros, si hay irritación en la zona del cuello.

En un contexto como el actual, es fundamental cambiar el enfoque y dar un paso adelante

Sus ventajas vienen dadas principalmente por sus aceites volátiles. Se puede utilizar el rizoma fresco o en polvo y queda bien en casi cualquier receta. En esta época del año, es ideal en forma de caldos o infusiones.

Es preferible prevenir que curar

Uno de los grandes errores que solemos cometer, cuando llegan los resfriados y compañía, es centrar todos los esfuerzos en combatirlos, en lugar de hacer un trabajo más profundo, de fortalecer nuestras propias defensas –nuestro terreno- y así minimizar las infecciones oportunistas. En un contexto como el actual, es fundamental cambiar el enfoque y dar un paso adelante.

Y por último, un apunte también significativo. Además de aprender a utilizar la despensa para curarnos y fortalecernos, es importante no olvidar la importancia que tiene para nuestras defensas el descanso, el contacto con el aire libre, con las personas que queremos y, por descontado, la vida activa. Estos aspectos son vitales y no deberíamos descuidarlos.

ESPACIO RECOMENDADO POR
Elige bien, elige productos Sol Natural

Sol Natural alimentación ecológica bio eco actual distribuidor

Autora: Pilar Rodrigáñez, Técnica Superior en Dietética

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Noviembre 2020

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here