Podemos entrenar nuestra memoria para garantizar una buena salud cerebral a través de ejercicios específicos. La meditación se ha revelado como una de las herramientas más poderosas para mejorarla y potenciar las habilidades cognitivas. Si a todo ello sumamos una dieta rica en antioxidantes, podremos influir de forma positiva sobre la salud cerebral.

Flavonoides y salud cerebral
123rf Limited©nd3000

Salud cerebral y alimentación

Diferentes estudios han reportado la posibilidad de mejorar la capacidad de la memoria de trabajo mediante su ejercitación a través de juegos verbales memorísticos, etc. También mediante técnicas de mindfulness que incluyen meditación, respiración o yoga. Además de todas estas técnicas beneficiosas, continúa siendo la alimentación el pilar básico para mejorar la memoria y prevenir el deterioro cognitivo. La eficiencia de nuestro cerebro se optimiza con una nutrición adecuada y con el aporte de determinados fitoquímicos presentes principalmente en frutas y verduras.

La eficiencia de nuestro cerebro se optimiza con una nutrición adecuada

A medida que nuestro cerebro envejece, es más difícil para las células nerviosas protegerse contra los compuestos altamente reactivos a los que llamamos radicales libres.

Los flavonoides

Afortunadamente, el cuerpo tiene un sistema de defensa natural para protegerse del estrés oxidativo, pero a veces la eficiencia de nuestro sistema antioxidante es insuficiente. Por otro lado, se ha comprobado que mantener una dieta rica en determinados antioxidantes puede ayudarnos a proteger el cerebro de la oxidación. Nutrientes como la vitamina-C, la vitamina-E, los carotenoides y el selenio, presentes en las frutas, las verduras y las hortalizas, son indispensables para proteger nuestras neuronas. Recientemente se han estudiado también los beneficios de ciertos antioxidantes particularmente prometedores cuando se trata de la salud del cerebro: los flavonoides.

Beneficios para la salud cerebral

Casi todas las frutas y verduras contienen flavonoides. Estos poseen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Estos compuestos saludables pueden ayudar a proteger nuestras neuronas y contribuir a reducir el deterioro de la memoria, mejorar la memoria de trabajo, y potenciar la concentración y la atención. Algunos ejemplos de ellos son los polifenoles de la vid roja y las antocianinas de los arándanos, que no solo potencian nuestra memoria y rendimiento en el estudio, también ayudan a atenuar el deterioro cognitivo asociado a la edad.

Casi todas las frutas y verduras contienen flavonoides

La suplementación con polifenoles puede aumentar la capacidad antioxidante y, por lo tanto, mejorar también la función vascular del cerebro. Todo ello y a través de diferentes mecanismos, puede influir positivamente sobre nuestra salud cerebral.

Autora: Maribel Saíz Cayuela, Licenciada en Ciencias biológicas, PGD. Dietética y nutrición

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Marzo 2021

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here