El suministro de alimentos es una actividad esencial que, en el marco de una situación sin precedentes como es la pandemia de Covid-19, se debe garantizar, asegurando el acceso a suficientes productos alimenticios y, por supuesto, siempre de contando con una seguridad alimentaria.

Covid-19 y seguridad alimentaria
123rf Limited©5second

¿Por qué es tan importante la seguridad alimentaria?

La EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) indica que no existen pruebas de que los alimentos puedan ser una fuente o una vía de transmisión probable del virus SARS-CoV-2 causante de la enfermedad Covid-19. Sin embargo, aunque no es una vía de transmisión muy frecuente, no se puede descartar la propagación a través de superficies contaminadas con virus, por eso la seguridad alimentaria es fundamental en situaciones de pandemia.

Los coronavirus generalmente pueden llegar a las superficies a través de una persona infectada estornudando, tosiendo, incluso simplemente hablando directamente sobre ellas, y permanecer activos durante un tiempo. Diversos estudios han demostrado que el virus causante de la Covid-19 puede sobrevivir hasta 72 horas en superficies de plástico y acero inoxidable, unas 4 horas en superficies de cobre y hasta 24 horas en cartón.

Sistemas de control habituales

La industria alimentaria ya cuenta con los sistemas de autocontrol habituales que garantizan la puesta en el mercado de alimentos seguros. Estos sistemas son válidos para la situación actual ya que están diseñados para evitar la contaminación del alimento por cualquier patógeno, por lo que evitar la contaminación del alimento por el virus responsable de Covid-19 entra también dentro de sus objetivos generales. Se deberán adoptar algunas medidas adicionales o adaptar sus procedimientos, para la protección de sus empleados y mantener la seguridad de los alimentos que ponen a disposición de la población. Por ejemplo, su plan de limpieza y desinfección se verá modificado aumentando la frecuencia de las acciones y posiblemente cambiando alguno de los desinfectantes utilizados. No todos los desinfectantes son válidos para la eliminación del SARS-CoV-2, causante de Covid-19, por lo que el Ministerio de Sanidad ha creado una lista de virucidas autorizados en España para uso ambiental, en la industria alimentaria y en la higiene humana. En ellos se basan los productos desinfectantes que han demostrado eficacia frente al virus.

Protegernos y proteger a los demás

En los comercios, los consumidores, también deben tener un papel activo en esta situación para protegerse y proteger a los demás. Una vez en el comercio, solo se deben tocar los alimentos que se vayan a adquirir y reducir al máximo el contacto con superficies que tocan muchas personas (mostradores, tiradores de las puertas, dinero, etc.). El uso de guantes no es recomendado en general, porque si no se hace un uso adecuado, lavando las manos frecuentemente o aplicando gel desinfectante, pueden ayudar a propagar la infección al generar una sensación de falsa protección.

En los comercios, los consumidores, también deben tener un papel activo en esta situación para protegerse y proteger a los demás

Sin embargo, para la población en general se recomienda el uso de guantes desechables siempre en la zona de autoservicio de alimentos sin envasar, como las frutas y las verduras, que deben manipularse con guantes de un solo uso que serán desechados inmediatamente en papeleras con tapa de accionamiento con pedal.

123rf Limited©Ann Dudko

La higiene tras la compra de alimentos

En la recepción de materias primas en la industria y en el caso del consumidor, al llegar a casa con la compra, para evitar que un envase que pudiera estar contaminado llegase a infectar a la persona que lo está manipulando, ésta debe extremar las medidas de higiene con el lavado de manos regular y evitando siempre tocarse la cara con las manos. Además, antes de guardar los alimentos, siempre que sea posible, se eliminará el embalaje exterior (prestando atención a la información clave como fecha de consumo preferente o de caducidad). Cuando no es posible desechar el envase exterior, como puede ser el caso de envases de cristal, plástico o latas, pueden limpiarse con agua y jabón.

Normas para evitar intoxicaciones alimentarias

En el cocinado, las normas habituales para evitar intoxicaciones alimentarias, siguen siendo válidas para no generar un riesgo adicional. La higiene de manos antes, durante y después de la manipulación de alimentos es esencial. Siempre después de manipular alimentos crudos, toser o estornudar y después de haber realizado otras acciones como coger el teléfono, tocar la basura o ir al aseo. El lavado de manos y la limpieza de las superficies y utensilios, nos garantiza una correcta higiene en la preparación de los alimentos y previene la contaminación cruzada. Las frutas y verduras deben lavarse, y desinfectar aquellas que vayan a ser consumidas en crudo y sin pelar. Se pueden utilizar productos desinfectantes específicos, siguiendo siempre las instrucciones de uso del fabricante. En caso de utilizar lejía debe estar etiquetada como “APTA PARA LA DESINFECCIÓN DE AGUA DE BEBIDA” y seguir las instrucciones, según el etiquetado.

El lavado de manos y la limpieza de las superficies y utensilios, nos garantiza una correcta higiene en la preparación de los alimentos y previene la contaminación cruzada

Los alimentos que vayan a ser cocinados con un tratamiento térmico, deben estar cocinados completamente, llegando a unas temperaturas de cocción superiores a 65ºC en el centro del alimento. A estas temperaturas, se consigue eliminar el virus y otros patógenos. En el lavado de la vajilla, cubertería y otros utensilios de cocina, es recomendable el uso de lavavajillas a temperaturas superiores a 60ºC para eliminar cualquier riesgo. Y en las aguas de consumo, el actual tratamiento de desinfección asegura un adecuado nivel de protección, siendo segura para beber, cocinar y para uso higiénico, así como para la industria en la elaboración de alimentos.

Con todo esto, no olvidemos que el lavado de manos sigue siendo una de las mejores herramientas de protección y debemos hacerlo, tal y como recomienda la OMS, con agua y jabón, frotando bien ambas manos durante 40-60 segundos. Esta es la manera más efectiva de evitar la transmisión del virus en el contexto del manipulado de alimentos por parte del consumidor.

  • Nota: este artículo está dirigido al consumidor y es meramente informativo y no exhaustivo debido a la extensión limitada del mismo.

AutorasNúria Arranz, Ingeniera técnica industrial, Tecnóloga de alimentos y Laura I. Arranz, Farmacéutica – Nutricionista

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Abril 2021

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here