En 2011, el médico experto en nutrición Michael Greger ponía en marcha «Nutrition Facts», una web que ha marcado un antes y un después en la relación de la comida y la salud. Gracias a la ayuda de un sólido grupo de voluntarios especializados, en ella se ofrecen por primera vez todos los datos científicos necesarios para poder decidir en temas de nutrición. Se trata de una valiosísima información, organizada para que sea útil tanto a los terapeutas y como al público en general.

Cocina vegetal y bio
123rfLimited©margouillat

Solo cuatro años después, Greger publicó un libro de gran éxito, «How not to die», que ya comentamos aquí y que muestra la impresionante relación de la comida con la salud y la enfermedad. Hoy sus propuestas, expresadas de forma muy asequible, incluso con videos documentales, todavía sigue sorprendiéndonos. ¿Es cierto que una gran mayoría de muertes prematuras podría prevenir se, con tan solo llevar a cabo sencillos cambios en la alimentación y en el estilo de vida?

¡Es lo que comemos!

La respuesta es un sí rotundo. El Dr. Greger analiza las causas de muerte más importantes –enfermedades cardiovasculares, distintos tipos de cáncer, diabetes, enfermedad de Parkinson o hipertensión arterial, entre otras– y explica cómo la introducción de unos cambios en la dieta y el estilo de vida –desde el ayuno a la alimentación «plant based» son más eficaces para la salud que los tratamientos farmacológicos o quirúrgicos.

Por ejemplo, en caso de hipertensión, la infusión de hibisco funciona mejor que los fármacos que se prescriben y ahorra los efectos secundarios nocivos que comportan. Hoy se conocen muy bien los efectos de lo que comemos en nuestra salud. Por eso es cada vez más fácil descubrir las causas –están más cerca de lo que creemos– de tantas enfermedades y trastornos.

Hasta hace poco, se consideraba que la vejez era una enfermedad en sí misma, pero las personas no mueren como consecuencia de la edad

Qué podemos esperar de la cocina vegetal ecológica

  • Salud. Recordemos brevísimamente que al eliminar la carne y los productos animales de la dieta se reduce el consumo de grasas saturadas y colesterol, lo que se traduce en una disminución del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial, diabetes y obesidad. Por otro lado, al estar basada la alimentación biológica en ingredientes libres de pesticidas, herbicidas y otros productos químicos que se utilizan en la agricultura convencional, el resultado se traduce en una gran calidad nutricional de los alimentos y en un menor impacto en el medio ambiente.
  • Variedad de sabores y texturas. Todavía muchas personas piensan que la cocina vegetal es aburrida y monótona, pero esto no es cierto. Bien al contrario, la cocina vegetal bio ofrece una amplia variedad de verduras, frutas, legumbres, cereales, frutos secos y semillas para crear platos deliciosos y nutritivos. Hoy nos parecen familiares los desayunos con muesli, las ensaladas con germinados, la leche de avena o bien el tempeh o el seitán para sustituir con ventaja las proteínas de origen animal. Sin embargo, nos asombraría lo reciente que ha sido –unas pocas décadas– su incorporación a la cocina y su presencia en la mesa. La comida se ha convertido en una fiesta para los sentidos.
  • Nutrición adecuada. La cocina vegetal bio es rica en nutrientes esenciales –vitaminas y minerales, fibra y proteínas– más adecuados para nuestra salud. Al utilizar los ingredientes frescos y de origen ecológico, nos aseguramos una mayor cantidad de nutrientes sin compuestos nocivos para la salud.
  • Sostenibilidad. Tal como hemos comentado a menudo, la utilización de ingredientes de la agricultura ecológica ayuda a la sostenibilidad del medio ambiente y contribuye a preservar los recursos naturales.
  • Innovación culinaria. La cocina vegetal bio ha abierto las puertas a la innovación culinaria, ya que se pueden utilizar ingredientes poco comunes y experimentar con diferentes técnicas de cocción y preparación. Esto ha dado lugar a la creación de platos creativos y sorprendentes. Se trata, en definitiva, de una opción saludable, sostenible y deliciosa. Que es, también…
Cocina vegetal y bio
123rfLimited©zestmarina

La cocina de la larga vida

Lo más probable es que pronto ya nadie morirá de viejo. En un estudio llevado a cabo en EE.UU. sobre más de 42.000 autopsias consecutivas, se concluyó que las personas centenarias, es decir, con más de cien años de edad, padecían enfermedades en el cien por cien de los casos estudiados. Aunque incluso sus médicos consideraban que antes de morir habían estado sanos, ni uno solo de ellos «murió de viejo».

Hasta hace poco, se consideraba que la vejez era una enfermedad en sí misma, pero las personas no mueren como consecuencia de la edad. Mueren como consecuencia de enfermedades –entre las cuales, la más habitual es el infarto de miocardio. Sin embargo, en el mundo occidental la mayoría de muertes podrían evitarse, ya que tienen que ver con lo que comemos. La dieta es la primera causa de muerte prematura y la primera causa de invalidez.

Podríamos pensar que lo primero que se enseña en las facultades de medicina es en qué consiste una dieta saludable, pero por desgracia no es así

Podríamos pensar que lo primero que se enseña en las facultades de medicina es en qué consiste una dieta saludable, pero recordemos que por desgracia no es así. Son muy pocas las facultades de medicina que ofrecen alguna asignatura sobre nutrición. Un vegetariano célebre, el inventor Thomas Edison, predijo en 1903 que «el médico del futuro no recetará medicinas, sino que instruirá a sus pacientes sobre cómo cuidar el cuerpo humano mediante la dieta y sobre el origen y la prevención de las enfermedades». Hoy sabemos que su predicción no se ha cumplido… ¡Por ahora!

Nuestra recomendación: Once al día (y ejercicio físico)

3 raciones de… 

  • Legumbres
  • Cereales integrales
  • Frutas

2 raciones de… 

  • Verduras de hoja verde
  • Otras verduras

1 ración de… 

  • Bayas
  • Verduras crucíferas
  • Semillas de lino
  • Frutos secos y semillas
  • Hierbas aromáticas y especias

5 vasos de bebidas (agua, zumos frescos naturales, leche vegetal).

Autor: Jaume Rosselló, Editor especializado en salud y alimentación

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Enero 2024