El consumo de vitaminas es esencial para nuestro organismo, y la carencia de las mismas genera algunos efectos en nuestra salud. Estas moléculas se obtienen a través de una dieta balanceada, pero en algunos casos, comprar vitaminas también puede ser una solución. En este artículo te ofrecemos algunos datos acerca de las señales que suelen aparecer cuando no estamos consumiendo la cantidad de vitaminas correcta. Además, abordaremos qué tipo de alimentos podemos consumir para equilibrar mejor su ingesta y conseguir una salud más óptima a largo plazo.

vitaminas
123rfLimited©chormail

5 efectos del consumo vitamínico deficiente

Fatiga y agotamiento

Si sientes que no tienes energía para afrontar la rutina, posiblemente no te estés alimentando correctamente. Si el descanso no compensa los niveles de agotamiento, podría que haya un descenso en los niveles de algunos nutrientes, como hierro o magnesio. En muchos casos, la vitamina B12 ayudará a compensar esta fatiga, así como una mayor ingesta de vegetales y proteínas.

Notable caída del cabello

Cuando los niveles de vitamina B se encuentran por debajo de los recomendables, los efectos se evidencian rápidamente. El repentino aumento de la caída del cabello puede tratarse de un déficit de riboflavina y biotina, lo que se podría solucionar por medio de suplementos vitamínicos.

Piel palidecida

Cuando no se consumen las vitaminas suficientes mediante una dieta, la piel se puede notar seca y pálida. Este suele ser uno de los signos de que la ausencia vitaminas está derivando en una anemia. El ácido fólico suele ser uno de los grandes aliados para evitar este cuadro, pues es también conocido como vitamina B9.

Dolor en las articulaciones

Si no se consume calcio y fósforo en las dosis adecuadas, eventualmente podremos evidenciar cierto dolor en los huesos y articulaciones. La debilidad ósea aumenta el riesgo de sufrir fracturas, motivo por el cual se recomienda consumir la vitamina D.

Ansiedad y depresión

Algunos problemas en tu estado de ánimo suelen estar vinculados a una alimentación baja en vitamina D y A. Habitualmente, las personas que no consumen suplementos vitamínicos para compensar una dieta irregular, suelen experimentar episodios de nervios durante el día. Incluso, es bastante común que sentimientos de tristeza y desolación aparezcan eventualmente.

Suplementos vitamínicos y alimentación

Como ya hemos mencionado, el déficit vitamínico tiene efectos perjudiciales para la salud. Sin embargo, tomar medidas a tiempo, ayudará a equilibrar nuestro metabolismo y mantener nuestras funciones en condiciones óptimas. Si bien el uso de suplementos es una práctica común en la actualidad, es importante consultar con tu médico antes de iniciar su ingesta.

A continuación, te compartimos una lista de alimentos ideales para lidiar con el déficit vitamínico:

  • Frutas: La vitamina C se encuentra en frutas como naranja, limón y mandarinas.
  • Vegetales: A través del tomate tienes acceso a la vitamina A, mientras que las espinacas proporcionan alto índice de hierro. Por otra parte, podrás acceder al ácido fólico mediante del consumo de pimientos.
  • Pescado: Comer pescado puede ser de gran ayuda para acceder a los aminoácidos esenciales. Uno de los grandes aportes, aparte de las vitaminas A y D, es el Omega-3.

Ahora que ya conocer algunos puntos importantes a tener en cuenta, consulta con tu especialista la dieta que más convenga añadir a tu rutina.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Febrero 2024