Este Cremoso de Romanesco es un excelente entrante vegetal alcalinizante, de textura sedosa, rico en vegetales, vitaminas y minerales. Se puede tomar frío o caliente según las necesidades del momento y época del año.

receta cremoso romanesco

Rápido de preparar, este cremoso es también de fácil digestión al no contener lactosa, caseína, ni gluten. Regula los niveles de colesterol y saciedad gracias a la acción de la fibra de los copos de avena, almendras y verduras, auténticos aliados a su vez, de la salud y belleza de nuestra piel, uñas y cabellos.

Ingredientes para 2 personas

  • 50 gr. de cebolla troceada
  • 1l. de caldo de verduras eco
  • 1/2 col romanesco
  • 1 nabo troceado
  • 2/3 taza de copos de avena sin gluten
  • ¼ taza de almendras previamente remojadas (8 horas)y sin piel
  • 1 cucharada sopera de hierbas de Provenza o tomillo
  • Chorrito de aceite de oliva virgen
  • Pizca de sal no refinada y pimienta
  • Opcional: tamari, semillas de amapola, sésamo, copos de avena….

Elaboración:

  1. Limpiar la verdura.
  2. Echar un chorrito de aceite de oliva en el fondo de la olla y saltear la cebolla hasta que quede dorada, junto con 1 cucharada sopera de las hierbas de Provenza.
  3. Añadir el litro de caldo, junto con el nabo y dejar que hierva durante 5-6 minutos.
  4. Añadir luego el romanesco, los copos de avena y las almendras, dejar durante 3-4 minutos.
  5. Apagar y llevar todo a la batidora. Batir hasta que quede textura sedosa, y añadir sal y pimienta al gusto.
  6. Servir con semillas de amapola, sésamo negro, unos copos de avena, y tamari si se desea.

El caldo vegetal aporta una función remineralizante y reparadora, que junto con la vitamina C del nabo y romanesco, cuida y potencia nuestro sistema inmune y defensas. Ayuda también a combatir resfriados y gripes gracias a la acción antibiótica de la cebolla y antibacteriana del tomillo, por lo que no puede faltar en nuestro menú otoñal si queremos poder adaptarnos bien a sus cambios constantes de temperatura.

De poder antioxidante y antiinflamatorio, este cremoso conviene y gusta a toda la familia, ¡incluso a los más pequeños! Se trata de una crema vegetal que sorprenderá y favorecerá nuestra salud desde dentro hacia fuera, tal y como nos merecemos.

¡Buen provecho!

PATROCINADO POR
Amandín. La opción más saludable

Autora: Mareva Gillioz, Dietista y Coach nutricional, especializada en Naturopatia. Certificada en cocina crudivegana por Matthew Kenney Culinary Institute www.marevagillioz.com

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Septiembre 2020

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí