El 92% de las personas que viven en ciudades no respiran aire limpio y, según el informe de la campaña que hizo la OMS (Organización Mundial de la Salud) y la Coalición del Clima y Aire Limpio, alrededor de 7 millones de muertes en el mundo están vinculadas a la exposición a la contaminación atmosférica. Estudios recientes elevan esta cifra hasta los 9 millones y solo en España, la contaminación del aire causa 10.000 muertes al año. En este contexto os queremos hablar del Shinrin Yoku.

Shirin Yoku: Respirando salud en el bosque

Estamos ante una situación de urgencia planetaria. La temperatura de la Tierra sigue subiendo, los glaciares se siguen derritiendo, millones de especies animales continúan desapareciendo, los mares y océanos están contaminados y los recursos naturales se agotan. Así que hablar de salud y medicina integrativa hoy, conlleva hablar necesariamente de la salud del planeta y de hacernos responsables y partícipes de nuestra salud individual y también de la colectiva, la que nos afecta a todos: nuestro Medio Ambiente. Es la visión genuina de lo “holístico”, la visión integrativa: reconocer que formamos parte de la Naturaleza, somos parte de ella y no podemos atender a una salud integral si no comprendemos que nuestra forma de vida, el aire que respiramos, los alimentos que ingerimos y el agua que bebemos, las emociones que cultivamos, están interrelacionados y tienen que ver con nuestra salud.

El problema de una población mundial cada vez más envejecida, el aumento de las enfermedades crónicas, las autoinmunes o el cáncer, no son sino un reflejo de lo que le está ocurriendo al planeta.

Hablar de salud y medicina integrativa hoy conlleva hablar necesariamente de la salud del planeta

A tenor del aire fresco de la Revolución bio que siempre trae BioCultura y aprovechando la corriente generada el pasado mes de septiembre con la Huelga mundial por el Medio Ambiente, (en la que cientos de miles de personas se manifestaron en ciudades de todo el mundo), vamos a retomar el tema de la respiración que tratamos en el número 66 de Bio Eco Actual, hablando de respirar en los bosques, auténticos pulmones de la Tierra.  Entre su larga lista de aportaciones y beneficios (contienen el 70% de la biodiversidad del planeta, absorben dióxido de carbono y producen oxígeno) los bosques se han convertido en una herramienta terapéutica de la que hacen uso cada año más de 2 millones y medio de japoneses que acuden a alguno de los cerca de 50 centros oficiales designados por la Agencia forestal de Japón como “centros de terapia forestal”.

El término Shinrin Yoku, conocido como “baño forestal” y traducido literalmente como “exponerse a la atmósfera al bosque”,  fue acuñado en 1982 por Akiyama Tomohide, director de la Agencia Forestal de Japón. Se podrían englobar dentro de lo que podríamos llamar estímulos naturales y al igual que se recomiendan los baños en aguas de mar o en aguas termales, también se recomiendan cada vez más los baños forestales. Se trata fundamentalmente de una medicina preventiva. Pero no se trata solo de pasear por un bosque, se trata de hacerlo de forma lenta y consciente,  respirando profundamente, dedicando tiempo para notar lo que vemos, lo que sentimos, lo que escuchamos, lo que olemos. Los paseos suelen durar unas dos horas y están guiados por monitores. Existen formaciones con certificación internacional para ser guía de Shinrin Yoku.

Shirin Yoku: Respirando salud en el bosque

La neurobiología ha demostrado que pasear por el bosque disminuye la actividad del córtex prefrontal, zona del cerebro donde residen las funciones cognitivas y ejecutivas como la resolución de problemas o la toma de decisiones. Además disminuye las concentraciones de cortisol, una menor frecuencia del pulso, presión arterial más baja, mayor actividad del nervio parasimpático, y una actividad del nervio simpático mucho menor que en las ciudades.

Estudios científicos avalan los beneficios de los baños forestales

Existen numerosos estudios científicos de diferentes universidades sobre los beneficios de los baños forestales y, entre ellos, destaca que “fortalece el sistema inmunitario y aumenta el vigor, reduce los niveles de ansiedad, depresión, angustia y fatiga y además permite mejorar el sistema cognitivo”. Japón es uno de los países que más estudios ha realizado al respecto y es que el Shinrin Yoku está inspirado en prácticas budistas ancestrales y en el sintoísmo, religión originaria de Japón.

El antropólogo y fisiólogo japonés, Yoshifumi Miyazaki, ha demostrado que los baños forestales lograban bajar en un 12,4% los niveles de cortisol, hormona del estrés y en un 1,4% de promedio, la presión arterial. También la incidencia de infarto se reducía en un 5,8%.

Las fitoncinas son las que otorgan un efecto beneficioso sobre el sistema inmune y se convierten en antibióticos naturales

Muchos de los beneficios de estos baños de bosque tienen que ver con las emanaciones de las llamadas fitoncinas, sustancias volátiles que producen los árboles y otras plantas (existen más de 5000) para defenderse de insectos, hongos y bacterias. Son precisamente estas sustancias las que otorgan un efecto beneficioso sobre el sistema inmune y se convierten en antibióticos naturales.

Los estudios del inmunólogo Qing Li, de la Escuela de Medicina de Tokio, han demostrado que los paseos por un bosque aumentan considerablemente la concentración de células NK (natural killer) en sangre, los linfocitos que produce nuestro organismo y que se ocupan de su defensa frente a infecciones víricas y de la eliminación de células tumorales.

España es uno de los primeros países de Europa en aplicar los baños de bosque.  Y lo introduce el conocido como Maestro Samurai Spain, que es un referente a nivel Internacional, ya que es la única persona en este campo que reside de manera permanente en un bosque de Andalucía, donde lleva realizando estudios de investigación desde hace más de 10 años. Es presidente de (IFM) “International Forest Medicine” y fundador (ASEUSY) Asociación Europea Shinrin-Yoku. En breve hablaremos con él para que nos cuente más sobre los baños forestales y sus últimas investigaciones.

Lee la segunda parte del artículo: Shinrin Yoku (II): El bosque como medicina para el ser humano y para el planeta

Autora: Marta Gandarillas, Periodista especializada en Salud Natural.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer Bio Eco Actual Noviembre 2019

2 Comentarios

  1. Muy interesante,la salud en el bosque es un tema que desconocía me gustaría practicarlo,podrían decirme por favor si el maestro Samuraí hace baños de bosque en Barcelona ? y donde ? muchas gracias.

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here