Nuestro sistema inmunológico a diario nos salva la vida. Es absolutamente vital para nuestra supervivencia. Su misión es proteger al organismo frente a los patógenos que pueden dañarlo. Una función primordial que nos resguarda de los microorganismos causantes de las enfermedades.

¿Qué es el Sistema Inmunológico?
Raíces y polvo y cúrcuma

Cómo funciona el sistema inmunológico

Mientras el sistema inmunológico funciona eficazmente pasa completamente desapercibido y no somos conscientes de su trabajo diario. Pero cuando falla, cuando nuestro sistema inmune está bajo o deprimido, la cosa cambia. Se produce un aumento de infecciones y patologías que degradan nuestra salud. Los problemas comienzan porque no siempre tenemos el sistema inmunológico fuerte, activo y preparado. Un sistema que falla abre la puerta a que los gérmenes invadan el organismo y enfermemos.

El sistema inmunológico de cada persona es diferente, único y específico para cada uno. El sistema va madurando conforme pasa el tiempo y nos desarrollamos, volviéndose más fuerte a lo largo de nuestra vida. Los adultos poseen más inmunidad por el simple hecho de haber estado expuestos a más patógenos. Por este mismo motivo los adolescentes enferman menos que los niños.

Un sistema muy complejo

El sistema es increíblemente complejo. Está formado por proteínas, tejidos, órganos especiales y diversos tipos de células que funcionan sincronizadas en todo el cuerpo. Mediante la respuesta inmune, el sistema inmunológico ataca a los organismos y sustancias que invaden los sistemas corporales y causan enfermedades, destruye las células enfermas y muertas, previniendo infecciones.

Las células esenciales para llevar a cabo la respuesta inmune son los glóbulos blancos o leucocitos, que agrupamos en dos tipos básicos.

Fagocitos

Son las células encargadas de digerir los organismos invasores.

Linfocitos

Son las células encargadas de dar la respuesta inmune, de generar los anticuerpos. Estas células son las responsables de reconocer los antígenos de los patógenos y destruirlos.

Los leucocitos se forman en distintas partes del cuerpo, como el timo, el bazo y la médula ósea, que se conocen como órganos linfoides. Una vez generados circulan por el cuerpo a través de los vasos linfáticos y los vasos sanguíneos, y se albergan en nódulos y ganglios linfáticos. Cuando se localiza un germen se produce un anticuerpo y se destruye. Una copia del antígeno de ese patógeno permanece en el organismo, de forma que si el mismo antígeno vuelve a aparecer, la repuesta es inmediata y se forman masivamente los anticuerpos que lo destruyan. Por eso hay enfermedades que solo se contraen una vez en la vida. A este proceso se le conoce como inmunidad.

Debemos diferenciar tres tipos de inmunidad en humanos, la inmunidad innata, la inmunidad adquirida, y la inmunidad pasiva

La inmunidad

La innata, o inespecífica, es la inmunidad con la que todos nacemos, que se caracteriza por ser una respuesta general y no especifica. Consiste en barreras que impiden que los elementos dañinos penetren en el cuerpo. El reflejo de la tos, las enzimas de las lágrimas, el moco, la piel y el ácido gástrico son las barreras que forman la primera línea de defensa de la respuesta inmunitaria. La segunda respuesta que se activa frente a la presencia de patógenos es la inmunidad adquirida. Es producto de la exposición del cuerpo a patógenos a lo largo de la vida. Se caracteriza por acumular copia de todos los antígenos a los que el organismo se ha expuesto y de los que se tiene anticuerpos específicos para destruirlos. Es la memoria inmunológica. El tercer tipo de inmunidad de la que el organismo dispone es la pasiva. Es una inmunidad prestada producida por un cuerpo diferente al nuestro y que no dura toda la vida: La usamos, pero no la hemos generado. Es el caso de la inmunidad de los recién nacidos, cuyos anticuerpos son aportados por la madre en la gestación y en la lactancia, y les protegen de las infecciones durante sus primeros años de vida. O bien las inmunoglobulinas séricas o las antitoxinas.

El sistema inmunológico defiende el cuerpo humano de los ataques externos

Trastornos inmunitarios

La complejidad del sistema inmunológico es tal, que a menudo, se producen trastornos inmunitarios que se pueden agrupar en inmunodeficiencia, autoinmunidad e hipersensibilidad. La inmunodeficiencia se produce cuando alguno de los componentes del sistema inmunológico no funciona. La autoinmunidad se caracteriza porque el sistema inmune ataca erróneamente células sanas, en lugar de patógenos extraños o células defectuosas. Es el caso de la enfermedad celíaca, la diabetes tipo1 o la artritis reumatoide. La hipersensibilidad es la reacción desproporcionada del sistema inmune de manera que daña el tejido sano. Un ejemplo es el shock anafiláctico, donde el cuerpo responde a un antígeno con tanta intensidad que puede llegar a ser mortal.

Podemos fortalecer el sistema inmunitario de forma natural mediante el consumo de los hongos shiitake, maitake y reishi; cúrcuma y camu camu

Fortalecer el sistema inmunológico

Podemos fortalecer el sistema inmunitario de forma natural mediante el consumo de los hongos shiitake (Lentinula edodes), maitake (Grifola frondosa), reishi (Ganoderma lucidum); la cúrcuma (Curcuma longa) y el camu camu (Myrciaria dubia). Son superalimentos ricos en antocianinas y compuestos fenólicos como la rutina y la catequina, minerales como potasio, hierro, magnesio, selenio, zinc, manganeso, cobre, germanio o calcio, vitaminas como la B1, B2, B3 o B6, carotenoides, ácidos grasos esenciales y 17 aminoácidos entre los que predominan la serina, valina y leucina. Previenen la oncogénesis, presentan actividad antitumoral e inmunopotenciadora, y reducen la excesiva producción y secreción de histamina, con un efecto tónico sobre asma y alergias. Sin duda son los aliados perfectos para reforzar el sistema inmunitario

Autor: Raúl Martínez, Dietista-nutricionista, biólogo

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Diciembre 2020

 

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here