2020 fue un año repleto de cambios. La pandemia ha impactado directamente sobre el comportamiento de los mercados y el consumo en muchos sectores, también en el sector ecológico. Un sector que, por otro lado, lleva muchos años de cambio y evolución constante.

Los últimos informes del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España (2019) situaban nuestro país como primer productor ecológico de la UE y el cuarto del mundo. Las estadísticas apuntaban que la agricultura y la ganadería ecológicas son una apuesta segura y necesaria para abordar los grandes retos de nuestro sistema agroalimentario. “Este tipo de productos tienen una fuerte demanda en el norte de Europa y, ahora, son también cada vez más habituales en la cesta de la compra de los españoles. La producción ecológica es un sector estratégico y, por tanto, fomentamos el conocimiento de este tipo de productos y su consumo”, nos decía el ministro Luis Planas Puchades, en una entrevista a Bio Eco Actual.

Precisamente, este 2021 estaba previsto el comienzo de un periodo de reforma de la Política Agraria Común (PAC), para modernizar el sector, fomentar su desarrollo e impulsar la digitalización del mismo. Para ello, el 40% del presupuesto se utilizará para fines climáticos y medioambientales, aunque por ahora no está totalmente definido el papel que desempeñará el sector ecológico en España. Los nuevos reglamentos se encuentran todavía en fase de negociación en la UE y previsiblemente no se implantarán hasta 2023.

Grandes oportunidades para el consumo

En cuanto al consumo de productos ecológicos, este último año se ha constatado un aumento de la demanda. Y es que los consumidores han visto el cuidado de su alimentación como una herramienta para luchar contra la enfermedad. “Con la salud en el centro de las preocupaciones, el producto ecológico tiene la gran oportunidad de mostrarse como una excelente elección”, afirma Ignasi Aguiló desde Obrador Sorribas – Biográ. Algo en lo que coinciden desde Triballat España, pionera en alternativas vegetales y bio con su marca Sojade “La alimentación ecológica es igual a salud y consideramos que eso es algo que el consumidor no va a dejar pasar por alto una vez termine la pandemia”.

También Montse Escutia, de la Asociación Vida Sana, se muestra optimista de cara al desarrollo del sector. “La pandemia ha despertado aún más el interés de los consumidores por los productos de proximidad, lo que seguramente se traducirá en un impulso por lo local y ecológico”, apunta, convencida que seguirán apareciendo nuevas empresas especializadas en el sector con mayor diversidad de oferta.

De hecho, los principales vendedores en nuestro país ven la nueva normalidad como una oportunidad de oro para catapultar el sector. “Esta situación va a conllevar que el consumidor aprecie todavía más la alimentación ecológica, apostando por una comida más sana en su dieta habitual”, defiende José Navarro, propietario de Herbolario Navarro. Además de postularse como una tendencia de consumo que crecerá motivada por la relevancia de la sostenibilidad y que supondrá nuevos retos a las empresas. “Debemos seguir trabajando para que el consumidor sepa diferenciar los alimentos ecológicos de los que no lo son, así como para difundir sus múltiples beneficios para la salud y el planeta”, explica Carlos Erroz, director de Marketing y Comunicación de Veritas. Y es que, empresas como Biogran se proponen aprovechar este impulso para “dar un paso más y convertir 2021 en el año de la toma de conciencia global de la necesidad de virar hacia una alimentación para la biodiversidad”.

Los consumidores han visto el cuidado de su alimentación como una herramienta para luchar contra la enfermedad

Por las necesidades contextuales, además, la venta on line se ha desarrollado rápidamente hasta llegar a situarse como uno de los canales de distribución más prósperos a lo largo del 2021. Un modelo de venta que, según Miguel Ángel Montesinos, CEO de La Finestra Sul Cielo, permitirá resolver “las limitaciones en la distribución de productos ecológicos”, a la vez que implementará embalajes más sostenibles. En este sentido, Denis López, experto en el sector de la alimentación ecológica, apuesta por el e-commerce y la gran distribución para reforzar su posición dominante en Europa y España, aunque el sector especializado, apunta, “necesita estructura y metodología”.

Más allá de la alimentación, la cosmética ecológica y los complementos alimenticios también se han adaptado al reto planteado por el covid-19, dando resultados muy buenos para algunas empresas y aumentando su mercado en 2020. “La tendencia va a seguir en 2021; la demanda e interés de los consumidores va a aumentar, y con ello el greenwashing de empresas que van a intentar aprovecharse”, comenta Montse Escutia. Por ello señala la importancia de la información a los consumidores y el papel de las certificaciones como dos elementos clave para consolidar el sector.

Los principales vendedores en nuestro país ven la nueva normalidad como una oportunidad de oro para catapultar el sector

Las ferias del sector ecológico, en nuevos formatos

Es evidente que la pandemia ha limitado la actividad social y, con ella, las ferias y congresos. Ha sido un año duro y complicado, pero el sector se ha reinventado para adaptarse a la nueva normalidad sin perder pie en esta vorágine mundial de cambios. Por ejemplo, organizando los eventos on line. Así, los primeros meses del año han albergado la feria pionera del panorama ecológico español, BioCultura. Una primera edición virtual, que ha contado con la participación de cerca de 3500 inscritos, de los cuales 1600 fueron profesionales. “Hemos asumido un reto importante transformando las ferias en eventos virtuales. La primera edición ha tenido ya muy buenos resultados y nuestra intención es continuar dando visibilidad al sector de la producción ecológica de una forma u otra”, explica Ángeles Parra, directora de BioCultura.

También el escenario internacional se ha sumado al cambio de paradigma realizando on line sus ferias mundiales como BioFach/Vivaness (del 17 al 19 de febrero) y se van ultimando los detalles de eventos virtuales previstos para este año 2021, entre los que destacamos Horitzó Alimentaria y la incógnita sobre qué sucederá finalmente con Organic Food Iberia, que está programada en formato físico en IFEMA los días 8 y 9 de septiembre. Por otro lado, se confirma una nueva edición presencial de Natura Málaga, del 14 al 16 de mayo en FYCMA, y también de Bioterra en Ficoba (Irun) del 4 al 6 de junio.

Inversiones y grandes actores

Y es que es un no parar de movimientos en el sector ecológico. El pasado mes de noviembre abrió sus puertas Biomarket, el primer mercado mayorista de alimentos ecológicos en España y primero en Europa en concentración de empresas hortofrutícolas. Su ubicación anexa a Mercabarna, con una superficie de 8.900 m2, responde a la fuerte demanda de productos ecológicos en Cataluña y le auguramos un éxito rotundo. De hecho, la penetración en el mercado alcanzará previsiblemente el 50% (78.100 toneladas/año) a partir de 2031, según nos indican desde Mercabarna.

Las alternativas a la carne, al alza

Mientras tanto, la demanda de alternativas a la carne ha crecido y se espera que siga haciéndolo.

Hamburguesas de seitan

Según un reciente informe realizado por la consultoría e inteligencia de mercado con sede en Nueva York, Polaris Market Research, la industria mundial de alternativas a la carne de origen vegetal registrará una tasa de crecimiento anual del 15,8% para llegar a los 29.000 millones de euros en 2027. “Los consumidores de todo el mundo están reduciendo la carne animal, debido a la creciente conciencia de la relación entre el alto consumo de carne y la propagación de enfermedades no transmisibles, como evidencia científica apoyada a lo largo de los años”, señala el informe.

La demanda de alternativas a la carne ha crecido y se espera que siga haciéndolo

Precisamente, Midsona AB anunció a finales de año su inversión de aproximadamente 4,5 millones de euros en Vegetalia, empresa pionera en proteína vegetal y alternativas a la carne, como son seitán, tofu, tempeh y vegeburguers. Por otro lado, Wessanen, a día de hoy Ecotone, adquiere Danival e incrementa su peso en el mercado bio europeo, reforzando su liderazgo en el mercado nacional con marcas de reconocido prestigio como El Granero Integral.

ASOBIO. La asociación para representar al sector ecológico

A pesar de la pandemia, el momentum del sector ha llegado. Y con él, se han abierto nuevos horizontes. Un claro ejemplo es la materialización de ASOBIO (que estrena nueva web), la Asociación Española de Elaboradores y Comercializadores Ecológicos, para representar al sector y fomentar la alimentación ecológica en el mercado nacional. “Este es un año clave para la vertebración del sector y hay mucha energía de muchas personas trabajando para ello. La semilla inicial puesta en la asociación necesita del apoyo de más y más empresas”, nos informan desde la asociación.

Autoras: Ariadna Coma Garcia, Periodista y Montse Mulé, Editora.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Febrero 2021

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here