Durante los primeros 6 meses no hay que dar muchas vueltas al menú de los bebés: el único alimento que necesitan y pueden tomar es la leche, si es la de su madre, mejor. Los bebés alimentados con leche materna crecen y se desarrollan de forma óptima, y no necesitan nada más, ni siquiera agua.

Los primeros seis meses
123rfLimited©Radist

Algunos bebés toman fórmula artificial, bien en pequeña cantidad, como complemento de la leche materna, o bien como alimento principal si la lactancia materna no es posible o no se desea. En España desafortunadamente no existen fórmulas infantiles que sean al mismo tiempo veganas y ecológicas, pero se pueden conseguir las que se producen en otros países europeos, principalmente Francia. Estas fórmulas están elaboradas a partir de proteína de arroz y una mezcla de aceites vegetales (no palma) y están fortificadas con todas las vitaminas y minerales en las cantidades óptimas que necesita el bebé a esta edad y que marca la ley, incluyendo ácidos grasos omega-3 de origen vegetal.

A partir de los 5 meses, muchos bebés empiezan a mostrar interés por los alimentos que ven comer a sus familiares, y quieren probarlos. Aunque hasta los 6 meses el único alimento como tal debe seguir siendo la leche, probar pequeñas cantidades de otros alimentos puede ser muy beneficioso además de placentero y divertido para el bebé, ya que le prepara poco a poco para empezar a comer sólidos “de verdad” unas semanas más tarde, y porque esta exposición a “trazas” de alimentos diferentes parece que entrena al sistema inmune y disminuye el riesgo de alergias alimentarias.

¿Qué le podemos dar a probar al bebé de 5-6 meses?

  • Porciones de verduras ecológicas de temporada, bien cocidas y blandas (que se deshagan si las cogemos con nuestros dedos): patata, boniato, calabaza, zanahoria, calabacín, flores de brócoli.
  • Porciones de frutas ecológicas de temporada. Cuanto más locales y de temporada sean, más disminuimos el riesgo de alergia.
  • Porciones de pan integral ecológico de levadura madre, sin sal y sin semillas u otros ingredientes que no sea el cereal. El pan puede ser de cualquier cereal, con o sin gluten: trigo, centeno, cebada, trigo sarraceno, maíz, espelta…
  • Pequeñas cantidades de cereal integral ecológico muy bien cocido, como arroz, pasta o una barrita casera preparada con copos de avena molidos y plátano triturado.

Ninguno de estos alimentos debe sustituir a las tomas de leche, solo se deben ofrecer en pequeñas cantidades para que el bebé se vaya exponiendo a diferentes texturas y sabores.

Autora: Miriam Martínez Biarge, Médico Pediatra

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Enero 2024