El Congreso Ecológico Europeo es siempre un espacio de encuentro y debate para el movimiento bio. Superando los 1.500 inscritos, con un importante éxito en difusión e impactos y con un desarrollo y participación 100% online, la edición 2020 del Congreso, que se ha celebrado del 1 al 3 de Julio, organizado por IFOAM Organics Europe -cuyo nuevo nombre e imagen sustituyen a IFOAM EU- y por la BÖLW alemana, ha tenido un gran alcance, superando el reto organizativo que suponía la actual crisis por la pandemia del Covid-19.

Congreso Ecológico Europeo 2020

En un momento en el que, por la complicada situación sanitaria, social y también política en Europa, se podría pensar que no es un tiempo para ideas disruptoras o cambios en la organización económica, política y ambiental de la UE, el sector ecológico está demostrando -y ha clamado de nuevo en este Congreso- que la producción ecológica es parte imprescindible de la solución a los retos presentes y futuros de la sociedad europea -y mundial-. Como apuntó en su mensaje de bienvenida a los participantes el Dr. Felix Prinz zu Löwenstein, Presidente de BÖLW, el movimiento bio, el sector ecológico, es en cierto modo embajador del cambio hacia la sostenibilidad, creando una carretera en la que pueda transitar toda la sociedad. En la bienvenida de la primera jornada del Congreso participó también vía vídeo Julia Klöckner, Ministra alemana de Alimentación y Agricultura, quien reiteró su compromiso con objetivos ambiciosos; y Jan Plagge, Presidente de IFOAM Organics Europe –reelegido el 30 de Junio en vísperas del Congreso-, quien puso énfasis en lo inspirador del movimiento ‘bio’, en sus principios y en sus resultados e impactos para transformar sistemas productivos y sociales, cambios en la cadena de valor y entrega de bienes públicos a la sociedad europea.

Contexto: Apuesta por la sostenibilidad y la producción ecológica pese a una situación sociopolítica complicada

El movimiento ecológico llegaba al Congreso con, pese a la complicada situación actual, algunas buenas noticias. Por un lado, a finales de mayo se aprobaba finalmente el compromiso de los 27 para alcanzar un 25% de suelos cultivados en agricultura ecológica para 2030. El ambicioso objetivo se incluía en la estrategia ‘Farm to Fork’ (del campo a la mesa) de la Unión, sumándose así formalmente y con compromisos con objetivos marcados más claramente a las iniciativas y proclamas ambiciosas a nivel comunitario del Pacto Verde Europeo, que tras el impacto de la crisis del Covid-19 y al ver la gran respuesta sostenible, solidaria y eficiente de la producción local ante semejante situación, ha anunciado también la puesta en marcha de un grupo de trabajo para reforzar las relaciones de proximidad entre productores y consumidores.

La estrategia ‘Farm to Fork’ fue publicada por la Comisión Europea a finales de 2019 y poco a poco se ha ido concretando. Busca aumentar la sostenibilidad de los alimentos, siendo un componente clave del nuevo Pacto Verde Europeo. Según la Comisión, “La comida europea es famosa por ser segura, nutritiva y de alta calidad. Ahora también debería convertirse en el estándar global para la sostenibilidad”. Así, un 40% del presupuesto de la nueva Política Agraria Común, PAC (2021-2027) debería contribuir a cumplir los objetivos climáticos fijados. Y, precisamente, la PAC, es una de las ‘patatas calientes’ que se han debatido en el Congreso Ecológico Europeo: cada vez queda menos tiempo para iniciar el período de la que debería ser la PAC más sostenible (y por ende más ecológica) de la historia de la UE.

Al final de la primera jornada, se habló del otro tema más crucial para el sector: el nuevo reglamento ‘bio’, un nuevo reglamento que se encuentra desde 2018 en la etapa de legislación secundaria por parte de la Comisión y los Estados Miembros.

Nuevo reglamento ecológico a partir del 1 de enero de 2021

Cerró pues el primer día de Congreso el interesante panel sobre la nueva normativa de producción ecológica comunitaria. Nicolas Verlet, Jefe de la Unidad de Producción Ecológica de la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural (DG Agri) de la Comisión Europea, comentó que la Comisión está valorando la posibilidad de posponer la puesta en marcha del nuevo reglamento debido a la crisis actual, mientras que Emanuele Busacca, Regulation Manager de IFOAM Organics Europe, apuntó que para los productores ‘bio’ será un gran desafío comenzar a implementar el nuevo reglamento, y que esperar otro año sería beneficioso para todo el sector ecológico. Un nuevo reglamento que según la Vicepresidenta de IFOAM Organics Europe, Marian Blom, afronta cuestiones positivas por lo que concierne a ampliar el alcance y la profundización de las regulaciones y especialmente la armonización entre los productores de los estados de la UE, aportando claridad a productores, fabricantes y consumidores.

¿La Política Agraria Común (PAC) más verde de la historia?

Abría la segunda jornada una de las cuestiones en las que más camino le queda al sector bio por recorrer. Que la PAC sea lo más verde posible es el compromiso de la Comisión. Como comentábamos se plantea que al menos un 40% de su presupuesto se vincule a objetivos climáticos, pero… ¿qué papel se otorga a la producción ecológica -la producción alimentaria más acorde a los criterios sociales, ambientales, nutricionales y de gobernanza establecidos en la Agenda 2030, sus ODS, y los objetivos marcados por la UE?

El sector ecológico -y la ciudadanía, los activistas ambientales y la sociedad civil en general- deben luchar por la inclusión de la producción ecológica como solución a los retos presentes y futuros a los que nos enfrentamos. Esta, que es una de las conclusiones más claras de este Congreso, es una argumentación que debe calar en el sino de los cuerpos legisladores, las esferas comunitarias y los estados miembros. Si como UE nos planteamos objetivos acordes a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 y medidas ambiciosas climáticamente, de salud de los suelos y de bienestar de los productores, la inclusión y apuesta para que lo ecológico se convierta en ‘mainstream’ es imprescindible.

La sesión, titulada 25% de cultivos ecológicos para 2030: ¿cómo puede contribuir la PAC?, planteó la necesidad de que la política a la que más recursos destina la UE contribuya a cumplir los objetivos de la estrategia Farm to Fork y el Pacto Verde Europeo. Y es que la financiación de la PAC ha contado, tomando el período completo PAC 2014-2020, con el 38% del presupuesto de la UE, lo que ha representado 408.313 millones de euros (más info aquí): un capital que debe usarse productivamente para transformar la agricultura europea.

Congreso Ecológico Europeo 2020:

Entrando en detalle en la sesión, cabe destacar la presencia de Wolfgang Burtscher, Director General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea, quien apuntó que para alcanzar el objetivo del 25% en producción ecológica debemos tener en cuenta las diversas situaciones en toda Europa pero que los recursos para el segundo Pilar (medidas de Desarrollo Rural) se incrementan. Burtscher señaló también que se necesitan fondos y recursos adecuados para promover la agricultura ecológica a través de la PAC, afirmando que la producción ecológica debe ser una piedra angular de un sistema agroproductivo sostenible en la UE. Finalmente, informó que a finales de este 2020 la Comisión publicará información y guías básicas sobre los objetivos marcados.

Participaron también Walter Dübner, Jefe de División de Producción Agrícola y Horticultura del Ministerio de Alimentación y Agricultura de Alemania, Norbert Lins, Eurodiputado y Presidente de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural, y Jan Plagge, quien destacó la necesidad de que los Estados miembros introduzcan objetivos nacionales de porcentajes de cultivos en ecológico. Así mismo, Plagge pidió que el pago de la PAC vaya más allá de los ‘ingresos perdidos’, pagando y recompensando realmente a los agricultores que entregan bienes públicos a la sociedad: los pagos directos deben eliminarse gradualmente para que todos los agricultores puedan prepararse. Por otro lado, Plagge apuntó que es necesario un presupuesto de más de 2 pilares.

El Director de IFOAM Organics Europe, Eduardo Cuoco moderó la sesión, y recalcó el trabajo, llevado a cabo por la organización que dirige, por una PAC más ‘bio’ “Hemos desarrollado una visión sólida y una serie de documentos de posición sobre cómo debería ser el futuro de la PAC”; también envió un mensaje de optimismo y motivación a continuar en la buena línea de trabajo “No se asusten, ¡el futuro es ecológico!”. Cuoco puso énfasis en que «Como sector ecológico, tenemos que asegurarnos de que nuestro desarrollo va de la mano con los principios de la producción ecológica: salud, ecología, equidad y cuidado. Y eso ayuda también a tener un mejor paisaje y biodiversidad, menos erosión del suelo, etc.».

Motivar la transición a la producción ecológica y fortalecer al sector y las cadenas de valor: ¿están funcionando las estrategias actuales europeas y de los Estados Miembros?

Cerró la segunda jornada una interesante discusión sobre el éxito moderado, grande o pequeño, de los diferentes planes para promocionar la conversión y transformación del paradigma agroproductivo de la UE hacia la producción ecológica y hacer más fuerte al movimiento bio. Abrieron el debate Nathalie Sauze-Vandevyver y Thomas Fertl con la moderación de Peter Röhrig, para a continuación contar con 3 sesiones simultáneas: cómo estos planes de promoción pueden hacer la producción más resiliente (con Ylva Sjelin y Fiona Marty con la moderación del Dr. Alexander Gerber); cómo pueden promover la conversión a ecológico mediante el estímulo de la demanda (con Chiara Faenza y Paul Holmbeck con la moderación de Lukas Nossol); y cómo pueden hacer más fuertes a las cadenas de valor del sector bio (con Janis Garancs y Marja-Riitta Kottila con la moderación del Dr. Alexander Beck).

En la sesión se puso de relieve la necesidad de una integración y cooperación más profunda entre los Estados Miembros y las instancias comunitarias, capacitando al sector ecológico de forma más clara y con una apuesta más firme. Una visión holística de las políticas, en torno -o teniendo siempre en cuenta- la producción ecológica como solución y herramienta práctica, es imprescindible. Quedó claro, así mismo, que la demanda es lo que está moviendo al sector, y que se podría hacer más y sobre todo de forma más efectiva desde estos planes de acción, que pueden ser una herramienta muy útil.

“No hay cambio sin ambición” El mundo post Covid-19: producción agraria y sistemas alimentarios en la UE

El Congreso se cerraba con la tercera jornada y con otro panel de candente actualidad: el mundo post Covid-19 y sus impactos y revelaciones en la producción agraria y los sistemas alimentarios en la UE. Abrió la sesión Stella Kyriakides, Comisionada de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea quien se refirió al 25% de objetivo ‘bio’ de la estrategia Farm to Fork diciendo que “no hay cambio sin ambición” y estuvo de acuerdo con el mensaje del día anterior de Burtscher al afirmar que la producción ecológica debe ser piedra angular del futuro agroproductivo de la UE.

Y la pandemia actual nos muestra a todos más rápido y claramente algunas situaciones estructurales del sistema. Para salir de la crisis actual, Tassos Haniotis, Jefe de la Unidad de Análisis Política y Perspectivas de DG Agri afirmó que el sector ecológico es parte crucial en la solución a los problemas actuales. Y es que la salud, con la crisis del Covid-19, es ahora más que nunca parte del debate público. En este sentido, Thomas Waitz, Eurodiputado y Co-Presidente del Comité de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo, recalcó la importancia de la seguridad en la producción alimentaria, reconociendo el buen trabajo que hacen los productores ecológicos.

Por su parte, Olivier de Schutter, Co-Presidente de la International Panel of Experts on Sustainable Food Systems (IPES-Food) apuntó la necesidad de una estrategia paraguas que cubra todas las políticas sectoriales que impactan en la producción de alimentos y el medio ambiente, y reconoció también que la estrategia Farm to Fork es muy positiva porque enfoca su actuación en toda la cadena de valor: del productor al consumidor. de Schutter hizo referencia al fondo de recuperación de la UE frente al Covid-19, de 750.000 millones de euros y expresó que debería estar alineada y trabajar en pro de la transición verde y de los objetivos del Pacto Verde Europeo.

Congreso Ecológico Europeo 2020

Refiriéndose a la situación actual de crisis derivada del Covid-19, Sarah Compson, International Development Manager de la Soil Association habló de “una crisis mucho más grande” a la que nos enfrentamos: la crisis climática. Así, apuntó que el sistema agroproductivo necesita imperiosamente hacer mucho más que únicamente producir: debe proteger y aportar a la sociedad. Compson se preguntó también si nuestros sistemas alimentarios están contribuyendo o mitigando la crisis a la que nos estamos enfrentando: “las decisiones que tomemos hoy tendrán una influencia en nuestro futuro”.

Finalmente, Janusz Wojciechowski, Comisionado en cargo de EU Agri reconoció el trabajo del Congreso y aseguró tener en cuenta las discusiones y debates del mismo.

Cerraron el Congreso el Presidente de IFOAM Organics Europe, Jan Plagge y Dr.Felix Prinz zu Löwenstein, Presidente de BÖLW. Ambos agradecieron a sus miembros y a todos los participantes el haber hecho posible lo que ha sido la edición más multitudinaria, en los tiempos más extraños, del Congreso Ecológico Europeo.

 Autor: Oriol Urrutia, Co-Editor – Bio Eco Actual.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer 
Bio Eco Actual Julio 2020

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here