El Consejero Principal de la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea, Diego Canga Fano, ha presentado esta mañana en una rueda de prensa hospedada por ASOBIO el nuevo Plan de la Unión Europea para la Agricultura Ecológica, un plan político que aporta herramientas prácticas que buscan alentar la transformación del sector agroalimentario europeo en los próximos años en vista a un objetivo claro: que un 25% de producción de alimentos en la UE sea ecológica en 2030.

consumo ecológico plan europeo alimentación ecológica
La alimentación ecológica, imprescindible para el futuro

Voluntad política de promover la producción ecológica

El plan, que carece de obligación jurídica pero que sí marca una dirección clara de voluntad política, aporta herramientas a los estados miembros, cuyo turno de acción empieza ahora. Según Diego Canga Fano, «es imprescindible la implicación de los estados miembros para conseguir el objetivo del 25% en 2030».

España tiene un potencial increíble – que debe saber aprovechar

Con este plan, y con la estabilidad legislativa que aportará al sector el nuevo reglamento que entrará en vigor el 1 de Enero de 2022 y que, en palabras de Canga Fano «no se modificará en los próximos años, con el objetivo de dar la estabilidad necesaria al sector y la seguridad a los productores», gana importancia el realizar acciones concretas y no ser ‘un país más’ en la UE.

España, que actualmente no llega al 10% de producción en ecológico, debe aprovechar el momentum que este plan brinda, y apostar por un Plan Nacional Estratégico de la PAC que lleve incorporada una apuesta firme y real por la agricultura ecológica, herramienta imprescindible para hacer frente a los retos climáticos y alimentarios que afronta la UE.

Con 50.000 empresas implicadas en el sector ecológico y más de 2,3 millones hectáreas de cultivo ecológico, España es el primer productor europeo en producción ecológica (en superficie), así que debe ser partícipe y clave en la transformación europea a nivel de producción y de consumo.

De hecho, el consumo interno y la demanda dentro de nuestro país es uno de los puntos de mejora en los que las instituciones públicas y el sector ecológico deben trabajar de forma más activa, y es que nuestro país se encuentra todavía por debajo de la media de gasto per cápita anual en productos ecológico. Los españoles gastamos alrededor de 50€ al año en alimentos ecológicos, mientras que países como Dinamarca gastan 344€, y la media europea se sitúa en 84€.

Por otro lado, un 45% de los españoles reconoce el sello BIO europeo, que certifica que un alimento es ecológico, mientras que en la UE la media se sitúa en el 56%.

Los españoles gastamos alrededor de 50€ al año en alimentos ecológicos mientras que la media europea se sitúa en 84€

¿Qué aporta este plan al sector?

  • Desarrollo de planes de acción nacionales con objetivos y acciones dirigidas al crecimiento del sector ecológico: cada Estado miembro debe desarrollar una estrategia nacional con acciones relacionadas, plazos claros y objetivos nacionales.
  • Fiscalidad y contabilidad de costes reales: realizar un estudio sobre el precio real de los alimentos, incluido el papel de la fiscalidad, con miras a desarrollar recomendaciones. Al respecto Diego Canga Fano ha comentado que «Vamos a llevar a cabo un estudio sobre el precio real de los alimentos teniendo en cuenta los impuestos. En estos momentos estamos viendo como encargar el estudio».
  • Nuevo marco financiero destinado a garantizar la transición ecológica de la producción agroalimentaria.
  • Dedicación del 30% del presupuesto de las líneas de I+D dirigidas la agricultura, recursos forestales y áreas rurales a financiar proyectos vinculados al sector ecológico. «Un 30% del presupuesto con el que contamos irá destinado exclusivamente a la producción ecológica» (200 millones de euros en 2 años).
  • Nuevas dotaciones presupuestarias dedicadas a la promoción de los productos agroalimentarios ecológicos.
  • Alentar a los Estados Miembros a apoyar la implementación de biodistritos (espacios enteros, por ejemplo un pueblo entero, en que desde la producción a la comercialización toda la gestión es en alimentación ecológica) – Italia es pionera.
  • La integración de los productos ecológicos en los criterios mínimos obligatorios para la contratación pública sostenible, como parte de la propuesta legislativa sobre sistemas alimentarios sostenibles (2023)
  • La Comisión Europea organizará un «Día de la producción ecológica» anual en toda la UE
  • La Comisión Europea organizará premios europeos a los mejores restaurantes en que utilicen alimentos ecológicos
  • Estimular la introducción de los productos procedentes de agricultura ecológica en las licitaciones públicas. Sin embargo no hay objetivo para los estados miembros en este sentido.
  • Promoción: 49 millones de euros en promoción (por el momento no se han dado más detalles).

Diego Canga Fano ha resaltado que «España debe participar en las licitaciones públicas, sino se va a quedar sin su trozo de la tarta del presupuesto. Animo al sector a participar y presentar proyectos innovadores«.

Por otro lado, estimular la conversión y consolidar todos los eslabones de la cadena de valor es otra de las cuestiones clave en este Plan. En esta líneas, la PAC y la financiación a través de los Eco-Schemes es muy importante. Y es que la producción ecológica automáticamente elegible. «Son los pagos directos más avanzados en términos de medio ambiente y sostenibilidad, y hay una serie de prácticas ecológicas que entran en eco-schemes. La agricultura ecológica entra ya de por sí en los eco-schemes, teniendo la ‘suerte’ de tener un reglamento oficial propio y claro. Esperamos que muchos más agricultores se conviertan a agricultura ecológica gracias al plan», ha afirmado Diego Canga Fano.

«La producción ecológica automáticamente elegible en los Eco-Schemes»

Diego Canga Fano ha subrayado la necesidad del control del fraude y de la trazabilidad de los alimentos, así como la importancia de la colaboración público-privada: «queremos reforzar el papel de minoristas, mayoristas y servicios de restauración».

Joan Picazos, Presidente de ASOBIO, que agrupa más de 30 empresas referentes en elaboración y comercialización BIO en España, ha destacado la importancia de la implicación de instituciones en el sector. Picazos ha resaltado lo relevante de las compras públicas, así como el apoyo a investigación orientada a desarrollo específico. Por otro lado, el Presidente de ASOBIO ha defendido la necesidad de instrumentos fiscales que ayuden a los productores y consumidores de alimentación ecológica.

¿Qué no aporta el Plan? – Futuros retos legislativos

Instrumentos jurídicos: el plan no obliga a los estados miembros (es ‘soft law’), pero sí que busca convencerles a implicarse y trabajar conjuntamente para fomentar la producción ecológica.

Diego Canga Fano ha explicado que está sobre la mesa del Consejo una propuesta – instrumento jurídico para rebajar la fiscalidad de los productos ecológicos, pero que de momento no se puede aprobar (no pasa el filtro de los estados miembros). «Hay una propuesta que el Consejo debe decidir por unanimidad y de momento no contamos con ella».

En esta línea, José Miguel Herrero Velasco, Director General de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha apuntado que no descarta la aplicación en España de una IVA superreducido a los alimentos ecológicos.

«La producción ecológica no debe caer en los errores en los que cayó el sector convencional»

¿Y ahora qué?

Es el momento que el MAPA y las Comunidades Autónomas trabajen de forma más ambiciosa en la promoción de la producción ecológica. Más recursos son necesarios. Complacerse con cifras positivas a nivel de producción no es suficiente, y medidas de estímulo de la demanda y licitaciones y compras públicas de producción ecológica son imprescindibles. España necesita hacer crecer el mercado interno.

Algo en lo que se compromete José Miguel Herrero Velasco (MAPA), que ha participado en la presentación al sector posterior a la rueda de prensa, y en la que ha puesto el énfasis en la confianza y garantías que debe transmitir el sector, así como en el estímulo de la demanda. Herrero Velasco ha destacado la importancia de una cadena de valor fuerte y con prácticas comerciales que respeten los costes de producción: «la producción ecológica no debe caer en los errores en los que cayó el sector convencional».

ASOBIO ha organizado la jornada, que ha contado con más de 1.000 inscripciones y +250 personas conectadas en directo. La conferencia completa está disponible para consulta abierta en la web de ASOBIO haciendo click aquí.

Más información:

Autor: Oriol Urrutia, Co-Editor y Politólogo.

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis cada mes en tu correo

Bio Eco Actual, tu mensual 100% ecológico
Leer
Bio Eco Actual Abril 2021

1 Comentario

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here